Personalidades


Pablo Ossorio: uno de los mejores catadores de vinos de España

J.M. Towers


Es actualmente socio fundador de Bodegas Hispano+Suizas S.L, director de las bodegas Vegamar y Herseca y un apasionado de los vinos blancos, rosados y espumosos. Entérate por qué.


Si de cata de vinos se trata, hay alguien que no solo es experto, sino que tiene premios y fama de sobra. A sus 47 años, Pablo Ossorio puede enorgullecerse de ser uno de los enólogos más reconocidos, valorados y solicitados de España. Mejor enólogo valenciano del año 2008, Mejor enólogo de España en la Guía Nacional SEVI 2012 y segunda personalidad del mundo del vino en España 2015, son algunos de sus principales reconocimientos.

Pablo Ossorio
Pablo Ossorio.

En la actualidad, se destaca como socio fundador de Bodegas Hispano+Suizas S.L., Director Técnico en Bodegas Vegamar, Director de Bodegas Herseca y responsable de Oenoconsulting Ossorio & Ossorio S.L., consultora enológica de ámbito internacional.

A sus 47 años, Pablo Ossorio puede enorgullecerse de ser uno de los enólogos más reconocidos, valorados y solicitados de España.

  • ¿Qué memoria tienes de tu infancia?

Yo nací y me crié en Ponferrada, León. Mi madre nació en Carracedo del Monasterio, un pueblo cercano donde tenemos una casa heredada de mi abuelo. Los recuerdos de mi niñez están ligados a ese lugar, a los juegos con mi hermano Ángel y con mis primos. Mis padres, Charo y Ángel, son personas muy religiosas y yo tengo valores perfectamente establecidos gracias a ellos. De pequeño incluso llegué a ser monaguillo.

  • ¿Cuál fue tu primera relación con el vino?

Yo soy el último nieto de Darío Ossorio y el único que se ha dedicado a la enología. Cito a mi abuelo porque él tenía una bodega que elaboraba vinos y aguardientes de la que guardo gratos recuerdos. Luego, cuando fui estudiante, iba a hacer la vendimia en una cooperativa de la zona para ganar un poco de dinero. Trabajé haciendo de todo y aprendí mucho.

  • ¿Fue entonces cuando decidiste estudiar enología?

Así fue, le pedí consejos al enólogo de la cooperativa y me recomendó estudiar en la Escuela de Enología de Requena, porque era una de las mejores de España. Acabé los estudios siendo el primero de mi promoción.

Pablo Ossorio
  • ¿Qué llegó después?

Inmediatamente empecé a trabajar. En primer lugar, en la cooperativa de vinos de Cacabelos en León y, posteriormente, cuando cumplí 21 años, me llamaron de la Escuela de Enología de Requena para decirme que una bodega necesitaba a una persona como yo para ir a Italia. No me lo pensé dos veces, y estuve dos años en Puglia, Taranto y Sicilia. Después me fui un año a Mendoza, Argentina, donde elaboré vinos para una bodega española.

  • Más tarde llegó tu trascendental paso por Bodegas Murviedro del Grupo Schenk, una de las empresas líderes en Europa.

Fue una suerte. Dejé mi curriculum vitae y gusté, estaban buscando un enólogo para remplazar a un colega que se jubilaba en dos años. Comencé el proyecto con una producción anual de 4 millones de botellas, y lo dejé, al marcharme 17 años después, en 20 millones de botellas.

  • Trabajando para Bodegas Murviedro surge la idea de crear una pequeña bodega boutique casi única en España.

Así fue, junto a mis amigos, Marc Grin y Rafael Navarro, decidimos en 2006 montar Bodegas Hispano+Suizas S.L. Un sueño hecho realidad situado en Requena. Tenemos viñas propias y elaboramos vinos y cavas elegantes, equilibrados y de máxima expresividad que han conseguido situarse entre los mejores del país. Además, las etiquetas de esta bodega son los vinos señeros de la Asociación Española del Lujo, y somos una de las bodegas más galardonadas de nuestro país.

Pablo Ossorio.
Pablo Ossorio.
  • Eres uno de los enólogos más influyentes de España. ¿Cuáles son los vinos que te gustan?

Un buen vino se define con una sola palabra: equilibrio. Yo cato muchos vinos y sé cuáles son los gustos de los consumidores. Los vinos que realmente triunfan son aquellos que se elaboran contando con los mejores medios y los mejores profesionales.

  • ¿Cuál es tu debilidad con respecto a los vinos?

Aunque adoro los tintos, son los vinos blancos, rosados y los espumosos los que me atraen sobremanera. Poca gente sabe que los vinos blancos y rosados son muy complicados a la hora de elaborarlos, porque como te equivoques durante la vendimia, aunque sea mínimamente, es imposible que salga un buen vino.

  • Por último, dime ¿Qué sería de la vida sin el vino?

Siempre digo que el vino une y reúne. Para mí, el vino está completamente relacionado con el placer, con el disfrute y con la alegría de vivir. No imagino la vida sin vino.  ■

Artículos relacionados

Moldavia, la nueva meca del vino en Europa

Borgo Condé Wine Resort y Domaine Riberach: Bodegas para soñar entre vides

Vinos australianos: descubre su historia, sus mejores bodegas y las regiones vinícolas más tradicionales


© azureazure.com | 2019