Gastronomía


Vinos naturales: ¿Son mejores que los tradicionales?

J.M. Towers


Muchos entusiastas del vino afirman que los vinos naturales tienen un sabor más puro y que son más saludables que los que se producen con métodos modernos.


Cada vez se escucha más el término vino ‘natural’ para referirse a un tipo de vino muy específico, pero realmente son pocos los consumidores que conocen verdaderamente el significado de los vinos naturales.

Uvas de un cultivo de vinos naturales.
Uvas de un cultivo de vinos naturales.

Un vino natural es puro zumo de uva fermentado, sin añadidos de ningún tipo. Un producto sin aditivos ni manipulaciones tecnológicas, elaborado por pequeños viticultores comprometidos con su entorno que trabajan sus propios viñedos de forma respetuosa con el Medio Ambiente.

Estos viticultores usan el menor número de tratamientos preventivos posibles y en sus bodegas no entra ningún producto químico, tan sólo uvas de calidad vendimiadas a mano, desechando las que no estén en condiciones óptimas y poniendo en esta labor todos los medios higiénicos necesarios.

El lado saludable de los vinos naturales

Después de este proceso tan cuidado, los viticultores consiguen vinos dignos y saludables, como los que se elaboraban hace siglos, aptos para que puedan ser consumidos por cualquier persona, sobre todo por aquellos que son alérgicos a los sulfitos. Son además, los que toman los vegetarianos, veganos y en general, quienes cuidan su salud.

A todo ello hay que sumarle los beneficios que tiene para la salud, según los últimos estudios científicos, el consumo moderado de vino, y más los tratados de forma natural.

Otro de los alicientes de este tipo de vino es, para muchos consumidores, que detrás de ellos no hay corporaciones, inversores ni especuladores, sólo personas que, con el mismo respeto a la naturaleza y a la salud que ellos, han optado por este tipo de elaboración, el mismo que se usaba antiguamente.

Viñedos de vinos naturales.
Viñedos de vinos naturales.

Los sulfitos, enemigos de estos vinos

Creo necesario aclarar que los sulfitos son un elemento que se le añade al vino para garantizar su conservación, evitar su oxidación y desinfectarlo de posibles microbios. Los productores de vinos naturales opinan, sin embargo, que los sulfitos se utilizan en exceso, ya que en los vinos existe ya, de forma natural, una pequeña proporción de ellos y no haría falta adicionarles más, pues no dejan de ser un elemento químico añadido.

Los vinos naturales, mucho más auténticos y con una mejor asimilación para el organismo (según dicen muchos elaboradores y consumidores), tienen cada vez un mayor número de adeptos.

¿Donde se producen?

En la actualidad, Francia, Italia y España son los países que cuentan con un mayor número de viticultores que han optado por esta forma natural de elaboración.

En España, por ejemplo, existen diversas agrupaciones, destacándose sobre todo la de “Productores de Vinos Naturales (PVN)”, una asociación que creada para defender el vino natural y que reúne a pequeños viticultores de toda la geografía española. No es un organismo de certificación ni un sello de garantía. El único sello es el de actuar con honradez.

Para países como Alemania, Estados Unidos o Suiza, por otro lado, los vinos naturales son, sin lugar a duda, mejores para la salud y respetuosos con el medio ambiente, y sus consumidores están dispuestos a pagar más por ellos.  ■

Artículos relacionados

Borgo Condé Wine Resort y Domaine Riberach: Bodegas para soñar entre vides

Vinos australianos: descubre su historia, sus mejores bodegas y las regiones vinícolas más tradicionales

Bodegas Portia, diseñada por el arquitecto ganador del premio Pritzker Sir Norman Foster

 


© azureazure.com | 2019