Filantropía


OXFAM, líder en la lucha contra el hambre y la injusticia en el mundo

Andrés Crisafulli


El prestigioso Comité de Oxford, creado inicialmente para paliar las crisis humanitarias durante la Segunda Guerra Mundial, es una de las 10 mejores organizaciones benéficas del mundo, y ha sido nominada al Premio Nobel de la Paz.


Nacida durante la Segunda Guerra Mundial como el “Comité de Oxford para la ayuda contra el hambre”, es hoy una confederación internacional formada por 17 ONG británicas que trabajan en más de 90 países. Considerada una de las 10 organizaciones humanitarias más importantes del mundo, Oxfam es líder en la lucha por la justicia económica, el acceso a los servicios esenciales, los derechos humanos en las situaciones de crisis y la igualdad de género. Entre sus embajadores se encuentran personalidades de la talla de Scarlett Johansson, Gael García Bernal, Helen Mirren y Kristin Davis, el cantante Miguel Bosé y el grupo Coldplay.

OXFAM, acción humanitaria del Comité de Oxford para la ayuda contra el hambre

La Segunda Guerra Mundial: el inicio del cambio

En el año 1939, tras la invasión alemana a Polonia, comenzaba la mayor guerra de las potencias mundiales. Operaciones militares en Europa, África y Asia, seis años de hostilidad y más de 60.000 muertos. Desabastecimiento, refugiados, epidemias, ciudades devastadas, persecución y un despliegue de armas nunca antes visto por la humanidad. Tras la conquista de Europa del este y de Francia, Adolfo Hitler llevó a cabo el 7 de septiembre de 1940 la Batalla de Blitz contra su próximo objetivo: el Reino Unido. En ella se bombardearon las principales ciudades inglesas, como Londres, Liverpool, Bristol, Southampton, Birmingham, Cardiff, Mánchester, etc., provocando alrededor de 43.000 muertes y más de un millón de viviendas destruidas.

La sociedad inglesa sufrió en primera persona los males de la guerra y se manifestó con repudio y tenacidad ante la ofensiva. Si bien los daños fueron catastróficos, el imperio alemán no había conseguido su objetivo principal: apartar a los británicos de la guerra. Muy por el contrario, fue el punto culminante para que un grupo de ciudadanos, liderados por Joe Mitty, reaccionara creando en la ciudad de Oxford el “Comité de Oxford para la ayuda contra el hambre”. Su primera labor fue dirigida a enviar provisiones de alimento a Grecia, uno de los países más sufridos en ese momento.

Una madre observa a su hijo (Oxfam)
Una madre observa a su niño. (Oxfam)

En 1945, y tras el fin de la guerra, el comité impulsó con éxito la campaña “Salvar Europa ahora” con el objetivo de enviar alimentos a la devastada y vencida Alemania. En los años 50, la organización amplía sus horizontes hacia lugares en crisis por catástrofes naturales. Cuenta de ello fue su actuación en el terremoto de las Islas Lonian en Grecia y las inundaciones sufridas en la India en 1966.

116120scr.2e16d0ba.fill 1180x738 c100
Una madre junto a sus hijos delante de su casa derrumbada por un huracán. (Oxfam)

Expansión

En los años 60, el Comité de Oxford se propuso un cambio de orientación hacia la lucha por la justicia y los esfuerzos de apoyo económico y social a las poblaciones del sur del planeta. Los representantes de la organización fueron fuertemente críticos de las estructuras de poder que frenaban el desarrollo de esos países. Así, en 1967 se crea la primera sede de la organización de América latina, en Lima, Perú, transitando una expansión mucho más allá de la esperada y convirtiéndose en una de las ONG con mayor presencia mundial.

Luego de más de 35 años de contundentes esfuerzos humanitarios y de excelentes resultados, en 1992 la organización estuvo nominada al Premio Nobel de la Paz, un gran reconocimiento para continuar profundizando su labor. En 1995 se crea el acrónimo Oxfam que significa “Oxford Fame”, y en español “Oxford hambre”, englobando su misión de lucha contra el hambre y la injusticia.

OXFAM, acción humanitaria del Comité de Oxford para la ayuda contra el hambre

Oxfam en América Latina

El terremoto sufrido por Ecuador el 16 de abril del 2016 tuvo una magnitud de 7,8 grados en la escala de Richter y se convirtió en uno de los sismos más fuertes producidos en la historia del país y en una de las catástrofes naturales más grandes de Sudamérica en los últimos tiempos. La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCAH) indicó que más de un millón de personas fueron afectadas y se cuentan más de 650 muertos y más de 50.000 heridos. Fiel a sus principios, Oxfam lideró la ayuda humanitaria con provisiones y recursos humanos, facilitando el acceso al agua potable y contribuyendo con el saneamiento con el objetivo de evitar la propagación de enfermedades.

Si quiere formar parte de la historia de la filantropía, ésta es su oportunidad para donar. La organización no sólo se sustenta con fondos económicos, sino que también cuenta con un gran número de negocios de venta de ropa y objetos usados. Puede dar eso que no usa y los voluntarios se encargarán de comercializarlo. Lo recaudado se destina a los proyectos vigentes o futuros de la organización. Para más información no deje de visitar su página web oficial en www.oxfam.org  ■

Artículos relacionados

El Foro Africano de Filantropía: El poder de las grandes fortunas africanas al servicio de la filantropía

Mercado Global: moda a beneficio de las indígenas guatemaltecas

Jim Ovia: el motor filantrópico de la revolución social tecnológica de Nigeria

 

 


© azureazure.com | 2019