Cuerpo y Alma


Asian Flower, la terapia basada en el alma del jazmín

Walter Raymond


Los aceites esenciales y extractos de esta flor aromática relajan y desbloquean las inhibiciones. Descubre las principales técnicas de aromaterapia y masajes que hacen uso de los beneficios del jazmín.


El perfume natural del jazmín es considerado como uno de los aromas más sensuales y pasionales de la naturaleza. El aceite esencial que se obtiene de sus pétalos es utilizado en determinadas técnicas de masajes orientales. Su aroma dulce y placentero tiene la particularidad de envolver lentamente a la persona e inducir a la desaparición de inhibiciones. Esa cualidad hizo que fuera muy utilizado en las milenarias culturas indo-asiáticas como complemento ideal para la estimulación sexual. A continuación presentaremos algunas técnicas de masajes y distintas aplicaciones de las esencias, extractos y perfumes obtenidos de las flores del Jazmín, como es el caso del afamado tratamiento Asian Flower.

Asian Flower, la terapia basada en el alma del jazmín
Flor de jazmín.

Manos que aman y sanan

En la actualidad, los pétalos y el aceite esencial de jazmín se utilizan en un conjunto de suaves movimientos y masajes conocidos bajo la denominación Asian Flower. Su práctica se realiza sobre un plano suave y firme cubierto con pétalos de jazmín. La persona se recuesta sobre ellos y es lentamente inducida, mediante minuciosos masajes en cada sector de su cuerpo, al desbloqueo de inhibiciones, obteniendo un estado relajado de bienestar psíquico y físico. El Asian Flower culmina con un suave peeling y masaje facial con aceite de rosa mosqueta. Una práctica descontracturante, relajante y a su vez estimulante, perfecta para disfrutar durante las vacaciones.

Asian Flower, la terapia basada en el alma del jazmín
Los masajes conocidos como Asian Flower desbloquean las inhibiciones y producen una sensación de bienestar.

Aromas de la España musulmana

La utilización de sahumerios para liberar a Atenas de una epidemia o el ritual de baños y masajes con aceites al que se sometían los guerreros antes de las batallas en la antigüedad son sólo algunos de las referencias históricas que dan testimonio de la importancia de los aromas para el sistema nervioso central. Los aceites esenciales extraídos de plantas han sido utilizados con propósitos terapéuticos y estimulantes desde hace miles de años. Los antiguos alquimistas afirmaban que los aceites esenciales eran el alma de las plantas, su parte más luminosa y energética. En ese mismo sentido, debe recordarse que durante la gran epidemia europea en la Edad Media se consideraba que el uso de fuertes perfumes ayudaba a prevenir el contagio, al margen de disimular los fétidos olores causados por las enfermedades.

La aromaterapia tuvo un gran desarrollo en la España musulmana para luego diseminarse por el resto de Europa. Se considera que la penetración de la cosmética y de la perfumería se produjo a través por el tradicional Camino de Santiago, ruta que atravesaba parte de Francia y el norte de España hasta llegar a la Catedral de Santiago de Compostela, ubicada en Galicia en el noroeste de la península ibérica. Los creyentes afirman que en el tradicional sendero suele sentirse un aroma especial, difícil de describir, pero único en el mundo. Eso no ha sido demostrado, pero es cierto que el aroma de jazmines en flor acompaña a los peregrinos en parte del camino.

En resumidas cuentas, la utilización de estas técnicas milenarias que incluyen las esencias, extractos y perfumes de jazmín en tratamientos de aromaterapia, combinados con masajes relajantes ofrecen una terapia perfecta para enfrentar el estrés cotidiano que genera el estilo de vida que llevamos hoy en día. Si vas a un spa y ves el servicio de Asian Flower entre sus tratamientos, no dudes en ordenarlo.  ■

Artículos relacionados:

Mandarin Oriental Bodrum: Terapia integral para la buena salud

¿Problemas para dormir? ¡El remedio lo tienes en casa!

Tómese, literalmente, un baño de cerveza


© azureazure.com | 2019