Shanghai


Hotel Langham, en Xintiandi

Karen Weiner


El hotel de cinco estrellas en el distrito Xintiandi es donde encontrará T'ang Court Cantonese, el único restaurante con tres estrellas Michelin en China.


Los rascacielos que se asoman al río Yangtsé o la antigua Concesión Francesa son, sin lugar a dudas, una las zonas más famosas de la cosmopolita Shanghái. Xintiandi la nueva y lujosa zona de restaurantes y entretenimiento que tal vez no es tan conocida como las otras dos, tiene sin embargo una ubicación ideal al estar cerca de puntos tan prominentes de Shanghái como el Bund, la Plaza del Pueblo, el Museo de Shanghái o el Museo de Arte de China.

The Langham Shanghai
El hotel Langham es una joya de la reconocida hospitalidad china.

En esta zona se encuentran los centros donde se celebra la Semana de la Moda de Shanghái, y también muchas de las casas de los diseñadores emergentes del país, cuyas tiendas se encuentran en el lujoso centro comercial Xintiandi Style.

Aún así, la “estrella” del vecindario es el Hotel Langham, un hotel de cinco estrellas y 357 habitaciones en el que se encuentre el T’ang Court Cantonese, el único restaurante con tres estrellas Michelin en China continental. La cocina de primera no es, sin embargo, lo único que hace brillar al hotel, porque el Langham cuenta con una impresionante selección de arte contemporáneo chino perteneciente a la colección privada de sus propietarios. Entre las pinturas y esculturas se incluyen obras de Feng Xiaoming, Sui Jianguo, Qu Guangci, Hang Yan y Peng Wei.

The Langham Shanghai
La fachada del hotel es una bella manifestación de la arquitectura moderna china.

La hermosa propiedad está decorada con sutiles toques orientales en los que los tonos rosados y neutrales contrastan hermosamente con el intenso marrón oscuro de los revestimientos de madera. Para complementar esta cálida la atmósfera, el Langham exuda un delicado aroma a flor de jengibre en todas sus áreas públicas. Del piso 23 al 28, las habitaciones Club del hotel poseen unas vistas excepcionales además de entrada privada y de contar con un servicio de conserjería, mayordomo, té en la tarde y lo que podría considerarse una cena ligera preparada a la vista en el salón del club.

Cuando llegué a Shangai y a mi habitación Club en el Lanham agotada por el largo vuelo, sólo me apetecía comer algo liviano. Un plato de salmón ahumado, queso francés y ensalada, con una copa de Cabernet Sauvignon, fueron la combinación perfecta para saciar mis expectativas.

El Langham es uno de los puntos de cita fijo no sólo de las damas más elegantes de Shanghái para el té de la tarde, sino también de parejas que comparten un trago en la terraza al aire libre o en el Bar Martini, y de profesionales del mundo de los negocios que comienza su día con los energéticos desayunos del hotel. Por la noche, el salón del vestíbulo ofrece espectáculos en vivo, creando una atmósfera ideal para compartir un cóctel antes de una suntuosa cena buffet en el Cachet, el restaurante adyacente.

The Langham Shanghai
Vista de los interiores del hotel y el spa.

El Chuan Spa, que incorpora la medicina tradicional china en sus terapias exclusivas, brinda con su ambiente y decoración un siempre bienvenido respiro a la vibrante energía de Shanghái. “Chuan” significa “agua que fluye” y, en la tradición oriental, el agua es considerada la base de la vida.

La filosofía del spa consiste en la utilización equilibrada de los cinco elementos de la naturaleza – agua, fuego, tierra, metal y madera –y del Ying y el Yang, las mitades opuestas pero mutuamente dependientes de la energía corporal.

La decoración también calma y reconforta, con sus paredes y pisos de madera clara, cielorrasos de doble altura y piedras delimitando el camino zigzagueante a las salas de tratamiento. El spa también cuenta con sauna, sala de vapor y una piscina climatizada, con luces de fibra óptica y música subacuáticas, ideal para nadar. Hileras de sillas reclinables de playa y un jacuzzi con agua térmica rodean la piscina.

The Langham Shanghai
El hotel Langham está ubicado en el distrito de Xintiandi en Shanhgái.

Cosas únicas que hacer en Shanghai

Tanto para quien retorna una vez más a Shanghái como para quien lo visita por primera vez, el Langham es un lugar ideal que invita a regresar. En cualquiera de los casos, siempre hay actividades interesantes y novedosas para quien tenga todo el día libre o quien sólo disponga de unas horas:

  • Tours de Comida UnTour. Un animado paseo nocturno por las calles de la ciudad recorriendo puestos de “dumplings” y de platos típicos.
  • SAT China Day Tours. Viaje y visita guiada de un día completo a Suzhou con sus famosos jardines, el museo diseñado por el prestigioso arquitecto I.M. Pei, y la histórica villa de Tongli, cuyo sistema de canales le valió el nombre de “la Venecia del Oriente”.
  • Tours de compras. Algo para hacer todo el día junto a MJ, un neozelandés quien no sólo preselecciona los mejores lugares sino que le ayudará a negociar precios y hasta a despachar al lugar donde se hospeda los objetos adquiridos. Las visitas incluyen de todo, desde el Mercado de Telas, donde puede hacerse un traje a medida en 24 horas, a tiendas de cerámica de calidad artística, librerías y hasta mercados de flores.
  • Visita a la famosa ex Concesión Francesa con Newman Tours. Con este tour puede conocer la fascinante historia, arquitectura y vida de Shanghái en las décadas de los 20 y los 30, años que sirvieron de inspiración a la película Shanghai Express protagonizada por Marlene Dietrich y Anna May Wong, la estrella china del cine de aquellos tiempos.  ■

  • © azureazure.com | 2019