Viajes


Resort Maia en las islas Seychelles, un paraíso inolvidable

azureazure.com


El complejo se compone de una selección de villas privadas con unas vistas espectaculares del Océano Índico. Algunas se alzan por encima de suaves colinas para garantizar la máxima privacidad y otras tienen acceso directo a las playas privadas.


Las islas Seychelles, situadas en el Océano Índico a unas 995 millas al este del continente africano y exóticas como ningunas, son el marco ideal para unas vacaciones de descanso,. La convergencia de culturas en esta isla remota, la convierten en un destino atractivo para los viajeros más selectivos del mundo. Aunque las islas forman parte de la Commonwealth británica, la cultura sigue siendo mayoritariamente francesa.El archipiélago de las Seychelles se encuentra justo al sur de la línea ecuatorial, y el clima es templado durante todo el año. Julio y agosto son los meses más fríos, con temperaturas alrededor de 75 grados. Marzo y abril son los meses más calurosos, pero las temperaturas rara vez superan los 88 grados. La mejor época para visitarlas es entre mayo y noviembre, cuando las islas están por debajo de la zona de ciclones y los vientos fuertes son poco frecuentes.

El turismo ha reemplazado a la agricultura como la industria más importante del país, y las Seychelles están muy orgullosas de las medidas de conservación establecidas por su gobierno para promover un turismo sostenible. Casi el 50% del territorio está bajo algún tipo de iniciativa de conservación natural.

El archipiélago cuenta con algunas de las playas más prístinas del mundo enmarcadas por antiguas rocas de granito, arenas blandas, aguas turquesas y las mejores oportunidades para bucear, pescar, practicar deportes acuáticos o simplemente relajarse. La mayoría de los visitantes vienen a descansar de sus ajetreadas vidas en un lugar remoto que parece ajeno a los asuntos rutinarios de la vida cotidiana.

Para aquellos que quieren hacer una pausa en sus frenéticas vidas y reponer sus sentidos, existen alojamientos sorprendentes con un servicio insuperable, como el Maia Luxury Resort and Spa. El complejo está situado en una península privada en la isla de Mahé, cerca de la apartada playa de Anse Louis. Este paraíso plagado de palmeras está rodeado de impresionantes jardines que aíslan a los huéspedes del resto del mundo y ofrecen una total discreción para asegurar una completa libertad.

El complejo se compone de una selección de villas privadas con unas vistas espectaculares del Océano Índico. Algunas se alzan por encima de suaves colinas para garantizar la máxima privacidad y otras tienen acceso directo a las playas privadas. Tan pronto como uno llega, se le asigna un mayordomo personal que cuidarle y anticiparse a sus deseos. El desayuno lo preparan a petición del mayordomo en su casa o en la playa, señalando asi el comienzo de un día fabuloso en la exótica África. Todas las villas cuentan con una piscina privada, piscina al aire libre con jacuzzis dobles, amplias terrazas y miradores con tumbonas de lujo.

El mayordomo organizará sus cenas y comidas. Puede montar un comedor en la privacidad de su villa, y organizar una cena para disfrutar del sereno atardecer a la luz de las velas acompañado del oleaje del Océano Índico o una tarde de barbacoa en la playa. La cocina del hotel se adapta a sus deseos, tanto si gusta de platos vegetarianos, o si prefiere una fusión del creole francés y cocina contemporánea mediterránea con acentos asiáticos. El pescado del día cocinado a la pimienta es uno de los favoritos entre los huéspedes que juran que volverían a Seychelles solo para degustar este manjar. El restaurante del hotel Tec-Tec, para uso exclusivo de sus huéspedes, está especializado en alta cocina y es el único restaurante Gourmet en la isla de Mahé,. La opción de “todo incluido” ya está disponible, e incluye comidas ilimitadas, aperitivos, refrescos y una selección de bebidas alcohólicas, entre otros beneficios VIP.

Una de las principales atracciones en Maia es el Spa de estilo balinés que consta de tres pabellones al aire libre separados por formaciones rocosas naturales con sus propios jardines, vestuarios y duchas. El agua que cae por las rocas de granito cubiertas de musgo, la suave brisa y los cantos de las aves son los únicos sonidos que escuchará mientras disfruta de los tratamientos de belleza que “La Prairie” ofrece en el spa. Yoga, Shiatsu y auto-sesiones de Qi Gong completan los relajantes tratamientos.

Otras comodidades incluyen deportes acuáticos, pesca, visitas a islas en helicóptero, paseos en barco con fondo de cristal, rutas panorámicas en plena naturaleza, cruceros al atardecer, picnics privados en playas solitarias regados con el mejor champagne y todo tipo de exquisiteces locales, que además permiten la exploración de la cultura autóctona. Hay nada menos que 155 islas Seychelles con algunos de los medios marinos más seguros del mundo. Dado que el uso de fusiles y dinamita para la pesca se prohibió en la década de 1960, la vida salvaje no tiene miedo de buceadores y submarinistas.

Visitar las islas Seychelles será un experiencia que va a querer repetir a lo largo de su vida. Ya sea para ir de safari, para una escapada de fin de semana romántico o unas vacaciones en familia, Seychelles les acogerá con su encanto y la hospitalidad características. Una vez allí, el Maia Resort and Spa, considerado como uno de los centros turísticos más importantes del mundo, hará que la experiencia sea inolvidable.

 


© azureazure.com | 2019