Hotel de lujo


Palazzo Seneca, paraíso foodie de refinado estilo italiano

Federico Tibytt


Está ubicado en Norcia, tierra productora de trufas y de alimentos naturales de la más alta calidad. El antiguo palacio medieval es hoy un hotel de lujo con un restaurante con una estrella Michelin: Vespia.


El más alto lujo y los placeres más elevados suelen encontrarse en parajes aislados, resguardados como joyas dignas de la realeza. Este es el caso del hotel boutique Palazzo Seneca, en la pequeña ciudad de Norcia, Italia, un sofisticado palacio medieval convertido en un lujoso hospedaje de estilo clásico que aloja un espléndido restaurante de larga tradición gastronómica con una estrella Michelin.
Palazzo Seneca

Norcia no es un pueblo más. Aquí nació San Benito, fundador de la orden monástica de los benedictinos, y toda su historia está íntimamente relacionada con la actividad monacal. Quizás esto parezca sólo un dato de color, pero es mucho más que eso. Gracias a esta influencia, la región concentra en la actualidad un gran número de productores de embutidos, lácteos, dulces y bebidas alcohólicas de excelente calidad, así bien como ebanistas y artesanos que conservan las practicas desarrolladas durante siglos por los laboriosos monjes.

Refined decoration, internationally-recognized gourmet cuisine, and obvious natural beauty make the Palazzo Seneca of Norcia a true paradise for those who love foodie tourism.

La antigua construcción del Palazzo Seneca se encuentra escondida en una pequeña callejuela de este viejo pueblo amurallado, y fue restaurada con virtuosismo por la familia de hoteleros con más experiencia de la región: los Bianconi. Lo que distingue a este elegante hospedaje es el exquisito equilibrio de su decoración ecléctica, que combina objetos antiguos provenientes del siglo XVI con obras de arte modernas, muebles contemporáneos y tecnología de última generación.

Artesanos locales han colaborado con piezas únicas como columnas  y respaldares de cama de madera tallada, marcos de hierro hechos a medida y obras de arte de estilo moderno, que complementan escritorios revestidos de cuero del siglo XVI y antiguos sillones que alguna vez pertenecieron al Vaticano.

Pero su origen centenario no significa ausencia de todas las comodidades de nuestra época. El Palazzo Seneca cuenta con un acogedor spa con jacuzzi, sauna y baño turco, así como con internet de alta velocidad, sistemas de entretenimiento de última generación y baños modernos decorados con espléndidos mármoles de diversos colores.
Palazzo Seneca

Como no podía ser de otra manera en esta región, su restaurante “Vespia” es un elegante establecimiento, distinguido con una estrella Michelin, que explota la rica tradición culinaria de Norcia utilizando técnicas gourmet contemporáneas. El salón, de mesas redondas vestidas de blanco, cobra vida gracias a productos locales como la foccacia, polenta grissini, jamón crudo, mermelada de ciruelas, carne porcina y las protagonistas indiscutidas de la región: las deliciosas trufas. La provincia de Perugia es una de las regiones productoras de trufas silvestres más importantes de Italia, y su recogida es una actividad típica de la zona.

La producción de alimentos de calidad es tan importante para Norcia que el propio Palazzo Seneca ofrece una serie de excursiones guiadas a distintos establecimientos productores, de los que provienen las materias primas utilizadas en el restaurante.

Refinada decoración, cocina gourmet de renombre internacional y belleza natural evidente convierten al Palazzo Seneca de Norcia en un verdadero paraíso para los amantes del turismo “foodie”.  ■


© azureazure.com | 2019