Cultura, espiritualidad y lujo


Israel, Un País Donde Se Fusionan Tradición Y Modernidad

Ana B. Remos


El Dr. Uzi Landau, ministro de Turismo de Israel, habla con azureazure.com sobre su país, un lugar de peregrinaje desde tiempos bíblicos que hoy en día sigue atrayendo a los viajeros tanto a sus sitios históricos como a sus modernas ciudades.


 

Sus sagrados sitios religiosos, su geografía diversa, su cultura y su amable hospitalidad definen la identidad de Israel, un pequeño país donde el turismo es una importante fuente de ingresos. Los recientes conflictos en Oriente Medio, sin duda, han dejado su huella en el acontecer diario del país, pero el ministro de Turismo de Israel, el doctor Uzi Landau, quien también se ha desempeñado como ministro de Seguridad Interna, está convencido de que la seguridad no debe ser un impedimento para quienes deseen visitar Israel.

Israel
Jerusalén.

“Confiamos en que las personas que vienen a nuestro país volverán para contarles a sus amigos, familias y compañeros lo que han vivido durante su visita, sin ninguna interferencia de los medios de comunicación”, afirma el Dr. Landau. “Estamos en Oriente Medio, pero somos diferentes de lo que nos rodea. Israel es un lugar seguro para todos, ciudadanos y turistas”.

El Dr. Landau nació en Haifa, y después de estudiar en el Instituto Israelí de Tecnología (Technion), viajó a los Estados Unidos, donde logró su doctorado en ingeniería en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). “Hay muchos elementos que conectan a los israelíes con los estadounidenses, incluyendo la libertad de religión y de fe”, comenta el ministro israelí.

Es fácil ver por qué el turismo ha prosperado en esta tierra tan rica en historia, religión y cultura. Israel cuenta con el mayor número de museos y galerías de arte per cápita en el mundo. En Jerusalén, el Bible Lands Museum (Museo de las Tierras Bíblicas) se ha ganado el reconocimiento internacional desde su apertura en 1922. El público disfruta de un museo interactivo que explora las culturas de los pueblos mencionados en la Biblia y tiene como objetivo conectar a los visitantes con los acontecimientos históricos.

Israel
Tel Aviv.

Por su parte, el Museo de Israel, también en Jerusalén, alberga los manuscritos del Mar Muerto y una vasta colección de arte europeo y judaico. En el 2010, la sede fue rediseñada y ampliada con nuevos pabellones de entrada en todas las alas curatoriales: arqueología, bellas artes y artes y vida judíos.

Otra de las instituciones culturales más relevantes de Israel es la Orquesta Sinfónica de Jerusalén, una de las favoritas del Dr. Landau, dirigida por el maestro parisino Frédéric Chaslin. Además de sus actuaciones regulares, la orquesta participa en el Israel Festival, una festividad anual de arte multidisciplinar que desde la primavera de 1961 reúne en cada edición música clásica, jazz, ballet, teatro y las bellas artes. Vea aquí nuestra selección de destinos y hoteles de lujo de todo el mundo.

Tel Aviv —que el Dr. Landau describe como “la ciudad que nunca duerme”— es vibrante, lleno de pintoresco arte callejero, boutiques y una comida excelente. En esta moderna y palpitante ciudad, el célebre chef Meir Adoni, uno de los principales representantes de la gastronomía del país, abrió su primer restaurante, Catit, donde utiliza productos locales para crear deliciosos platos con un toque europeo en menús que cambian según la temporada.

En el 2015, Tel Aviv dará la bienvenida a un W Hotel en la histórica Jaffa. Además de sus 125 elegantes habitaciones y suites y sus 38 residencias de marca W, el hotel contará con un restaurante exclusivo, un bar y un W Living Room. Con su inauguración, el W Hotel se unirá a la larga lista de establecimientos de lujo de Israel. Uno de ellos es el hotel Bereshit, situado en un acantilado al filo del Makhtesh Ramón, un cráter de más de 40 kilómetros de largo y 500 metros de profundidad. Casi todas las modernas habitaciones del hotel están ubicadas frente al cráter para ofrecer vistas panorámicas de esta maravilla de la naturaleza. Además de su restaurante de lujo y un spa de servicio completo, este remanso de paz en el desierto ofrece variadas actividades, como senderismo y ciclismo. También destaca por su calidad y exclusividad el hotel Efendi , situado en la antigua ciudad de Akko. Dispone de un hammam turco de 400 años de antigüedad. En el recientemente restaurado restaurante del hotel, el chef Uri Jeremias sirve comidas gourmet y organiza frecuentes catas de vino.

Israel ha producido vinos desde los tiempos bíblicos, pero ha sido en los últimos 20 años cuando su producción ha mostrado su mayor desarrollo, con la aparición de cientos de bodegas en todo el país. Yair Margalit, un químico especializado en enología, ha impulsado la creación de “bodegas boutique” en Israel. La bodega de la familia Margalit se enfoca principalmente en las variedades de Burdeos. Durante los dos primeros años de crecimiento, las vides se riegan con una reducción gradual de la cantidad de agua, obligando a las plantas a cavar profundamente en la tierra para encontrar recursos hídricos. Después, los viñedos dependen únicamente de las lluvias de invierno, no del riego.

Israel
Jaffa.

La búsqueda de la espiritualidad lleva a muchos turistas a visitar Israel, donde encuentran un sinfín de sitios para explorar. Las aguas saladas color turquesa, los minerales y el bajo contenido de alérgenos del Mar Muerto han proporcionado alivio al padecimiento de muchos visitantes. Debido a su incapacidad de mantener cualquier tipo de vida acuática, el lago es llamado Mar de Sal en la Biblia, donde se menciona como un lugar de refugio para el rey David. También es muy importante para los cristianos, que lo visitan especialmente durante la temporada de Pascua. Desde allí algunos viajan a Jordania para visitar el lugar donde Jesús fue bautizado.

La Cúpula de la Roca, que data del año 691 dC, es un santuario islámico situado en Jerusalén, en el centro del Monte del Templo. Según la tradición, Abraham utilizó la roca como altar para preparar el sacrificio de su hijo Isaac, y es el punto desde el cual el profeta Mahoma ascendió a ver el cielo durante el viaje nocturno descrito en el Corán. El Monte de los Olivos —que domina toda la ciudad de Jerusalén— fue el sitio en que Jesús tuvo una visión de Jerusalén en ruinas. Se dice que en la pendiente inferior es donde fue detenido, y que la cresta del monte es el lugar desde donde Jesús ascendió a los cielos.

En un país tan rico en belleza y sitios de importancia, sería una tarea difícil elegir un lugar favorito. El Dr. Landau, quien actualmente vive en Ra’anana, un suburbio de Tel Aviv, no disimula su preferencia. “Cada mañana conduzco a Jerusalén, y lo que más me gusta es ver la silueta de la ciudad contra la puesta del sol”, dice con orgullo. “Tengo la suerte de verla todos los días”.

 


© azureazure.com | 2019