Hoteles Diseñados Para Disfrutar De Los Paseos A Caballo

Veronica Boix


Cuenta una leyenda árabe que el Creador le habló al viento y le dijo que le iba a dejar una criatura que sería la gloria de su fe y el terror de sus enemigos, una belleza reservada para aquellos que lo obedecieran… Así, tomó un puñado de viento y creó el caballo.

A continuación, presentamos tres magníficos hoteles donde deleitarse con el distinguido encanto de los caballos y disfrutar con exclusividad de las actividades ecuestres:


Hotel Selman Marrakech
Marrakech, Marruecos

Hoteles y caballos

Un palacio en medio de Marruecos hace realidad el deseo de galopar en caballos pura sangre. Selman Marrakech es más que un hotel lujoso: es la ocasión de protagonizar un cuento oriental al pie de las montañas Atlas. La pasión por el caballo fue el impulso de la familia Bennani Smires para generar este concepto innovador. Para ello, trajeron de su centro ecuestre de Rabat algunos especímenes campeones para que disfrutaran de un retiro de lujo. Un paisaje desértico salpicado de palmeras rodea las seis hectáreas del Selman, donde cinco villas de 180 a 300 metros resguardan la privacidad de sus huéspedes. Docenas de olivos, secuoyas y un vergel donde se esconden restaurantes, no quitan espacio a los caballos, que son las estrellas principales del lugar. La armonía atemporal se destaca en el trabajo minucioso del arquitecto francés Jaxques García. Cada ladrillo del edificio no sólo se ha hecho a mano, sino que se ha colocado de forma individual. Esto le confiere un carácter único y permite recrear el espíritu de las construcciones centenarias. Incluso, las cuadras donde descansan los animales tienen un diseño tan elegante como el entorno. Entrar al spa es sumergirse en uno de los cuentos de “La mil y una noches”, con la ventaja de contar con el único Centro Chenot del norte de África y uno de los pocos que existen en el Mediterráneo. Gracias a programas personalizados se consigue eliminar toxinas y equilibrar el organismo. Celebridades como Sharon Stone, Carolina de Mónaco o Zinedine Zidane consiguieron con este método recuperar la energía, la vitalidad y el bienestar. Arañas de cristal, seda púrpura y raso verde sobre muebles y piezas de arte únicas marcan el comienzo de los interiores de sus salones exquisitos. Un patio andaluz señala el camino hacia las habitaciones y se abren al mármol verde de la piscina de 80 metros de largo. Símbolo de grandeza, el caballo árabe pura sangre captura el espíritu de las aventuras épicas de otros tiempos y consigue trasmitir una experiencia atemporal de gracia exquisita bajo las estrellas de Marruecos.


Mountain Lodge of Peru
Cusco, Perú

Hoteles y caballos

Hay una experiencia en Latinoamérica que une la pasión por los caballos a los paisajes encantadores de la ruta Salkantay en Perú. Allí es posible cabalgar a través de las montañas por pasos andinos y comunidades rurales de esta región, y descubrir la historia y el legado de los Incas hasta llegar a Machu Picchu. Entre orquídeas, mariposas y cascadas se alzan cuatro cabañas que forman parte del paisaje de las montañas. Brindan un ambiente íntimo y elegante para relajarse después de cada día de actividad en el campo. Los refugios están construidos de acuerdo al entorno natural y los principios de la arquitectura bioclimática. Aquellos viajeros que disfruten la aventura durante el día y quieran descansar con estilo por las noches podrán encontrar en sus habitaciones todas las comodidades de un hotel boutique. Se ofrece una excursión con una duración de cinco días de cabalgata. Guías experimentados acompañan a los grupos pequeños y van interpretando la historia y el medio ambiente de la región. Desde el exclusivo camino, las vistas a la ciudadela de Machu Picchu son impactantes. En esta aventura también hay lugar para la comida gourmet. En todas las casas de campo se sirven platos de una cocina ligera y nutritiva y los sabores de tradición andina —como la quinua y el maíz— se reinterpretan en platos de autor. Los colores intensos de paisajes tan diferentes como el bosque o los glaciares, el silencio particular de los senderos de alta montaña y el contraste con noches sofisticadas hacen de las cabalgatas por la zona una experiencia memorable.


Hotel rural y Spa Monnaber Nou
Campanet, Mallorca, España

Hoteles y caballos

En el norte de Mallorca en España, a pocos minutos de bonitas playas, está la Sierra de Tramuntana, el enclave natural y apacible de la finca de origen medieval donde se levanta el Hotel rural y Spa Monnaber Nou. La serenidad y el encanto de este establecimiento es la base perfecta para explorar a caballo la Sierra de Tramuntana. Rutas y miradores desplegados en 125 hectáreas parecen estar trazados a lápiz y convierten cada paseo en una salida inolvidable. El edificio que alberga al Monnaber Nou en la falda de la sierra fue construido en el siglo XIII. El hotel, especialmente pensado para los amantes de la actividad ecuestre, es un lugar excepcional para descubrir a caballo el campo mallorquín con sus olivos milenarios y algarrobos. Al regreso, nada mejor que los masajes o el jacuzzi de su exclusivo spa. El restaurante El Mirador de Monnaber, con su terraza con vistas panorámicas de las montañas y el campo, es uno de los mejores establecimientos gastronómicos de Mallorca. Gracias a los productos de la finca —como el aceite virgen extra, corderos y cochinillos de Porc Negre, así como verduras y frutas de temporada—, las tradicionales recetas proporcionan una experiencia gastronómica mediterránea muy interesante.
Perfecto por su tranquilidad y clima excepcional, la finca ha sido restaurada para brindar un ambiente distinguido y cálido donde la elegancia aparece también en la atención personalizada.


© azureazure.com | 2019