Cafés de Venecia


Florian Y Quadri, Dos Cafés Para Vivir La Magia De Venecia

Mary Elizabeth Collins


Estos dos preciosos y emblemáticos establecimientos venecianos ofrecen una interesante porción de historia y ‘glamour’, acompañada de un buen café, en una ciudad única e inolvidable.


Hablar de cafés históricos italianos es referirse inevitablemente a dos establecimientos preciosos situados en la incomparable ciudad de Venecia: el Caffè Florian Caffé Florian y el Gran Caffè Quadri. Ambos abrieron sus puertas en el siglo XVIII, una época en la que existía en Italia un auténtico fervor por esa bebida, considerada como revitalizante y traída por los mercaderes venecianos desde el cercano Imperio Otomano. Gritti Palace, un mágico hotel para alojarse en Venecia.

Durante estos días veraniegos en los que los turistas proliferan en Venecia, ambos negocios ofrecen a sus clientes una interesante porción de historia y glamour, acompaña de un buen café, en una ciudad única e inolvidable.



Caffè Florian

Venecia

Fundado el 29 de diciembre de 1720 con el nombre de Alla Venezia Trionfante (En Venecia triunfante) y conocido más tarde como Caffè Florian en honor de su propietario, Floriano Francesconi, este legendario café está considerado como el más antiguo de Europa. Se encuentra situado en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de los canales, bajo la Procuraduría Vieja, en la Plaza de San Marcos, a pocos pasos del Gran Canal. Este elegante establecimiento es conocido por los venecianos, simplemente, como el Florian, y recibe su señorial estilo de épocas pasadas. Un compendio de buen gusto y elegancia, sus diferentes salones ―Senato, Cinese, Oriental y Degli Uomini Illustri― están decoradas bellamente con frescos y distintos motivos ornamentales, típicos del siglo XVIII. En 1893, Ricardo Selvatico, alcalde de Venecia, mientras estaba sentado en la Sala del Senato con sus amigos artistas e intelectuales, tuvo la idea de crear una exposición de arte contemporáneo que se celebraría en los jardines de Sestiere Castello. Hoy en día se conoce a su empeño como la Bienal de Venecia. Desde su inauguración, este insigne café ha sido centro de arte y cultura, así como lugar de reunión de personajes como Carlo Goldoni, Giacomo Casanova y Gabriele d’Annunzio, entre otros. A principios del siglo XX, el Caffè Florian introdujo el tradicional café-concierto europeo, con una orquesta permanente que desde entonces ameniza y da esplendor a la agradable atmósfera de su terraza.


Gran Caffè Quadri

Venecia

Inaugurado originalmente como Il Rimedio (El Remedio) en 1638, el Gran Caffè Quadri está ubicado en la Procuraduría Nueva y ha sido un punto de encuentro para venecianos y viajeros durante siglos, gracias a su encanto intemporal y a su espacio evocador. En 1775, Giorgio Quadri compró Il Rimedio, cambiando su nombre por el de Gran Caffè Quadri. Luego, en 1830, la gestión pasó a los hermanos Vaerini, quienes renovaron el interior y agregaron el elegante restaurante en el segundo piso, el único restaurante de la Plaza de San Marcos. Con la posterior llegada de la familia Alajmo, el negocio recuperó su antiguo prestigio y volvió a ser uno de los grandes cafés venecianos. Hoy en día, los visitantes pueden relajarse en una de las plazas más bellas del mundo. En su interior, las estancias de la planta baja están hermosamente decoradas con estucos en tonos suaves de verde y amarillo, que proporcionan el escenario perfecto para los paisajes venecianos de Giuseppe Ponga y las bellas pinturas de Pietro Longhi, que captan la vida cotidiana de la ciudad y recuerdan a las obras pictóricas del gran Tiepolo. A los encantos y el estilo del Gran Caffè Quadri han sucumbido grandes personajes como Stendhal, Alejandro Dumas, Lord Byron, Balzac, Marcel Proust y Richard Wagner, entre otras celebridades.


© azureazure.com | 2019