Viajes


Baros Maldives: un paraíso construido sobre un frágil sistema coralino

Irene Moore


Cenar en un banco de arena rodeado de agua azul o navegar en un barco de fondo transparente para observar peces, delfines y ballenas: esas son algunas de las actividades que invitan a soñar en la República de Maldivas.


La República de las Maldivas es un archipiélago que consta de unas 1.190 islas de coral en el océano Índico, a 450 km (280 millas) al sudoeste de la India y a unos 670 km (416 millas) al sudoeste de Sri Lanka. Las islas están agrupadas en 26 atolones naturales, formaciones de coral en forma de anillo en cuyo centro se encuentra una gran laguna, lo que le da a las islas un aspecto paradisíaco.

Una de estas pequeñas islas de coral, Baros, es una de las más deslumbrantes, ya que está situada en medio de una laguna azul, rodeada de arena dorada y de un espectacular arrecife. Los viajeros pueden llegar fácilmente a la isla desde el Aeropuerto Internacional de Maldivas en Malé, la capital.

Baros es una isla de coral situada en medio de una laguna azul.
Baros es una isla de coral situada en medio de una laguna azul.

Baros Maldives

A los pocos minutos de aterrizar en este frágil paraíso de corales, un representante del resort Baros Maldives te dará la bienvenida en el aeropuerto y te escoltará directamente a la isla de Baros en las lanchas súper veloces del complejo.

Lo primero que divisan los visitantes es el blanco pináculo que corona el icónico faro del resort.
Lo primero que divisan los visitantes es el blanco pináculo que corona el icónico faro del resort.

 

El hotel cuenta con 45 villas sobre la playa y 30 villas sobre el agua.
El hotel cuenta con 45 villas sobre la playa y 30 villas sobre el agua.

Lo primero que divisan los visitantes es el blanco pináculo que corona el icónico faro del resort. Al aproximarse a la isla, los techos de palma de las villas del complejo hotelero empiezan a asomarse desde el verde follaje. Para mí, es el lugar perfecto para una escapada de descanso, para una romántica luna de miel o, por qué no, para una ceremonia de renovación de votos matrimoniales.

El Faro de Baros.
El Faro de Baros.

 

Una de las plácidas piscinas del hotel.
Una de las plácidas piscinas del hotel.
Las villas están bellamente diseñadas con piedra arenisca y madera para mantener la armonía con el entorno natural.
Las villas están bellamente diseñadas con piedra arenisca y madera para mantener la armonía con el entorno natural.

 

Los alojamientos consisten en 45 villas sobre la playa y 30 villas sobre el agua. Todas están bellamente diseñadas con piedra arenisca y madera para estar en armonía con el entorno natural, y cuentan con grandes ventanales por donde entra abundante luz. Desde la terraza privada, los huéspedes tienen acceso directo a la hermosa laguna, ya sea por la playa o por los escalones de madera, y muchas ofrecen también piscinas privadas.

La quinta esencia de las Maldivas

Baros es la esencia misma de las Maldivas y la isla ideal para apreciar el archipiélago en todo su esplendor. Si desea una experiencia marítima, puede alquilar el exclusivo yate Princess, de 52 pies de eslora, para disfrutar de un crucero de lujo. También tiene la alternativa del Serenity, que cuenta con un salón privado, una cabina para dos personas y una pequeña tripulación para un crucero por los exquisitos atractivos del atolón Malé, donde se encuentra la isla.

El resort es la puerta de entrada a un fabuloso mundo submarino.
El resort es la puerta de entrada a un fabuloso mundo submarino.

También se puede practicar snorkel y buceo en la laguna del resort o en el hermoso arrecife de Baros, a sólo 15 minutos de la playa. Además, se puede practicar windsurf, surf y esquí acuático. Una actividad imperdible es realizar una expedición en una canoa transparente desde donde podrá observar la increíble vida marina de las Maldivas, con ecosistemas que albergan a miles de especies de peces, tortugas, ballenas y delfines.

El resort le ofrece también otros entretenimientos, como cruceros para observar delfines o en barco con fondo de cristal, pesca de altura a la hora del crepúsculo, pesca de arrastre, exploración de la isla y, por supuesto, turismo y compras en Malé, con excursiones privadas a la medida de los huéspedes.

El complejo es también la puerta de entrada a 30 fabulosos ambientes submarinos con una biodiversidad que hará de las delicias del buceador más experimentado. Además, tiene el primer centro de ecodive (buceo ecológico) de las Maldivas, en el que se permite al visitante aprender a realizar estudios de verificación o de control de arrecifes y a tomar un papel activo en la conservación de los arrecifes del mundo.

Cenar en un banco de arena

Los huéspedes pueden disfrutar de la alta cocina internacional en varios restaurantes.
Los huéspedes pueden disfrutar de la alta cocina internacional en varios restaurantes.

Uno de los principales atractivos del resort es su excelente gastronomía y la flexibilidad en los menús, en los horarios y en los lugares para comer, por lo que podrá disfrutar de espléndidas cenas en cualquiera de sus tres restaurantes, en la playa o en cualquier lugar de su elección de esta pequeña isla tropical, y hasta incluso en un aislado banco de arena en medio del océano Índico, además de tomar los mejores cócteles en cualquiera de los dos bares existentes o en las villas mismas. Tú pones las condiciones.

Los huéspedes pueden disfrutar de la alta cocina internacional en varios restaurantes.
Los huéspedes pueden disfrutar de la alta cocina internacional en varios restaurantes.

Aclamado como uno de los mejores restaurantes de todo el archipiélago, el Lighthouse es el sello de calidad de Baros Maldives, ya que está construido en un pabellón sobre el agua y coronado con un blanco pináculo en forma de vela. Por su parte, el Cayenne Grill ofrece un ambiente informal al aire libre y consiste en glorietas con techos de palma situados al borde de la laguna. Y por último, está el Lime, donde se puede disfrutar de cocina de influencia asiática junto a la piscina de bordes infinitos en la terraza de madera colindante con la laguna.

Los bares del resort también quitan el aliento. El Sails Bar ofrece hamacas y tumbonas para relajarse mientras se bebe un trago y se disfruta de la vista a la laguna. Pero es el Lighthouse Lounge, un salón ubicado sobre el restaurante Lighthouse, el mejor lugar de Baros Maldives para gozar de una espectacular puesta de sol.

El spa

Escondido en el frondoso follaje del corazón del resort, y rodeado de un delicioso jardín tropical con una caída de agua que inspira al relax y la paz interior, se encuentra el spa, que se especializa en tratamientos exóticos provenientes de todas partes de Asia y hasta cuenta con un yogui que dirige sesiones grupales y particulares.

Es de destacar el masaje clásico de Baros, que consiste en una mezcla única de cuatro diferentes técnicas que combina los masajes sueco y tailandés, los puntos de presión y las piedras calientes.

Todo lo que te hayan contado de este paraíso en la tierra es poco. Ya lo comprobarás si tienes el gusto de visitarlo.

Artículos relacionados


© azureazure.com | 2019