Auberge Du Jeu De Paume, Un Hotel Muy Romántico

Ana B. Remos


Chantilly, ciudad localizada en el norte de Francia, en la región de Picardy, está rodeada por el bosque del mismo nombre, y cuenta con algo más de 20,000 acres y 11,000 habitantes. Es considerada parte del área metropolitana de París.

Su historia ha estado unida a la aristocracia, siendo la residencia de los Condés, primos de los reyes de Francia desde los siglos XVII, XVIII y XIX. Ha sido también lugar de vacaciones de la nobleza, la aristocracia y la alta sociedad, y es residencia de las familias Orgemont, Montmorency, Grand Condé, y el Duque de Aumale, entre otros.

Ciudad maravillosa y llena de monumentos y edificios históricos como el Château de Chantilly y el Musée Condé (que guarda una de las colecciones de arte más importantes del país fuera del Museo del Louvre), Chantilly cuenta además con una nueva y espectacular parada obligada: Auberge du Jeu de Paume, un romántico hotel de nueva construcción construido dentro de un edificio inspirado en la arquitectura del siglo XVIII y que combina a la perfección el lujo más moderno con la más pura tradición francesa.

Los clientes del Auberge son recogidos en la estación de tren por un carruaje de caballos que los traslada al hotel. Este se encuentra a cerca de un kilómetro de la estación. También pueden aterrizar en el aeropuerto Charles de Gaulle, a tan sólo 20 minutos de Chantilly.

Una vez en su destino, pueden elegir entre 92 lujosas habitaciones y suites con decoración dieciochesca y productos Hermès. El hotel tiene dos magníficos restaurantes supervisados por el internacionalmente premiado chef Arnaud Faye , quien ha trabajado en el Ritz de París y en los Mandarín Oriental. Tanto el restaurante “La Table du Connetable” como el chef Faye han sido galardonados este año con una estrella Michelin.

Por si todo esto fuera poco, el hotel cuenta con un impresionante spa de 6,000 pies cuadrados al estilo árabe, con mosaicos de colores y suelo de piedra blanca, donde los clientes pueden disfrutar de saunas, baños turcos, piscina climatizada, ejercicio con entrenador personal en las instalaciones del gimnasio, personal especializado en masajes y tratamientos faciales y corporales.

Aparte de disfrutar de todas las actividades que este hotel ofrece y de los magníficos jardines que lo rodean, los huéspedes pueden disfrutar también de una actividad que distingue esta exquisita ciudad: Chantilly es la región francesa donde se celebran las más importantes y prestigiosas carreras de caballos.

La oferta de entretenimientos del Auberge no termina con esto. Para los amantes del golf, nada mejor que el magnífico campo diseñado por el arquitecto británico Tom Simpson, y los aficionados a la equitación pueden montar a caballo por las propiedades que rodean al hotel e incluso practicar el polo en el exclusivo Chantilly Polo Club.


© azureazure.com | 2019