Alternativas para sorprender


40 Winks y Sanderson: dos singulares hoteles en Londres

Mary Elizabeth Collins


Para aquellos que buscan en su viaje a la capital británica un alojamiento original, exclusivo y con la dosis justa de extravagancia.


La mayoría de los viajeros saben que la capital británica dispone de una oferta hotelera de alta categoría, pero si buscan hospedajes originales con un toque de exclusividad y cierta dosis de extravagancia, deberían conocer estos dos singulares hoteles: 40 Winks y Sanderson.
 
40 Winks

Son muchas las alabanzas que recibe este pequeño hotel, que parece surgido de la imaginación del escritor Lewis Carrol o del universo creativo del cineasta Tim Burton, y que de seguro hubiera encantado al genial pintor Salvador Dalí. 40 Winks, que abrió sus puertas en el 2009, es un hotel ubicado en Mile End Road, en Stepney Green, una de las zonas más en boga del este de la capital británica. La casa que ocupa fue construida en 1717, por lo que sus casi 300 años le confieren un aire bucólico que recuerda al mítico Londres de la época georgiana.

Hoteles Boutique en Londres: 40 Winks y Sanderson

Tan solo dispone de dos habitaciones, una doble y otra individual. Por las mañanas se ofrece un delicioso desayuno continental, y cuenta con detalles tan peculiares como sus excelentes sábanas de hilo egipcio cosidas primorosamente a mano. Más del noventa por ciento de sus clientes provienen del extranjero: Europa, Escandinavia, el Lejano Oriente, América del Sur y del Norte… A pesar de ser un hotel muy pequeño, en poco tiempo ha conseguido un amplio reconocimiento y ha sido reseñado en revistas como Conde Nast Traveller, Vogue, Grazia y Elle, entre otras. Su encanto reside fundamentalmente en la serenidad de sus estancias y salones, en su singularidad y su heterogénea decoración. Quien se hospede no debe perderse la experiencia mensual Bedtime Story Nights, una fiesta decadente y glamorosa, inspirada en los pajamas parties, la cual se adereza con estupendos cocteles, sándwiches e historias narradas por un grupo de actores y músicos.
 
Sanderson

Una extravagante decoración y un ambiente singular y lujoso son algunos de los atractivos de este hotel de cinco estrellas situado en el West End, en Berners Street, junto a la concurrida zona de compras de Oxford Street, y a solo un pequeño paseo del British Museum. La actual arquitectura del hotel está concebida por el diseñador francés Philippe Starck, que ha transformado por completo un edificio de los años 50, dotándolo de una decoración insólita en la que con exquisito gusto se entremezclan elementos decorativos étnicos con el mobiliario barroco; toda una atmósfera multicolor con toques surrealistas inspirados en la obra de Jean Cocteau.

Hoteles Boutique en Londres: 40 Winks y Sanderson

El diseñador Tim Andreas de Banjo Architecture and Design, natural de Pennsylvania, ha sido el encargado de remodelar las habitaciones, otorgándole ese aire de modernidad que combina con los detalles lujosos y ciertos elementos excéntricos. El penthouse es la máxima atracción del Sanderson. Se accede mediante un elevador privado y está ambientado con un peculiar mobiliario, alfombras tejidas a mano y un diseño que ha descartado la existencia de paredes interiores. De hecho, el vestidor y el baño están ubicados dentro de una vistosa estructura de cristal. Esta fabulosa suite dispone de dos dormitorios, grandes televisores leds, mini cocina y una fantástica vista al centro de Londres. El hotel cuenta, además, con un agua spa de de 10,000 pies cuadrados que dispone de una gran variedad de tratamientos de belleza y relajación. Los huéspedes pueden disfrutar de una oferta gastronómica diversa y de opciones de distracción como la comida al aire libre en el Berners Street Terrace, el Mad Hatter’s Afternoon Tea en el patio, los cocteles en el espacio íntimo del Purple Bar o la sala de billar con su ambiente evocador de la vieja Europa.  ■


© azureazure.com | 2019