Personalidades


Karen Lefrak: su pasión por la música, la literatura y la filantropía

Ana B. Remos


Compositora y autora de grandes piezas musicales y libros, Karen LeFrak es una mujer que vive con pasión. Su familia, sus perros y la filantropía, además de la música y la literatura, son los motores de su vida. Conoce su trayectoria.


Karen Lefrak es escritora, compositora y una mujer entregada de lleno a la música y la filantropía. Sus creaciones musicales han sido representadas por la New York Philharmonic Principal Brass y la New York University Percussion Ensemble. Además, ha escrito varias piezas para ballet y piano, y es autora de libros para niños. Hablamos de Karen LeFrak, miembro de la New York Philharmonic Board of Directors, de The Women’s Committee of the Central Park Conservancy (del que fue presidenta, cargo que le valió un galardón) y de The Society of Memorial Slaone-Kettering Memorial Cancer Center.

Karen & Richard LeFrak.
Karen & Richard LeFrak.

Menuda, delgada, sonriente, de voz y gestos tan delicados como los colores que elige en su vestuario, Karen es una persona muy modesta, agradable y sensible que disfruta escuchando las composiciones de Bach, Chopin, Schumann y Copland. Se graduó cum laude en el Mount Holyoke College. Más tarde, continuó su educación en el Hunter College, donde obtuvo un master en Historia de la Música y logró entrar en su Hall of Fame. Gracias a su pasión por el arte, fue propuesta para entrar en el New York State Council for the Arts.

Karen LeFrak (a la izquierda) después de la representación de Tous les Jours en el teatro Marrinsky de San Petersburgo, Rusia.
Karen LeFrak (a la izquierda) después de la representación de Tous les Jours en el teatro Marrinsky de San Petersburgo, Rusia.

Su pareja y su gran familia

Karen vive entre sus casas del Upper East Side de Manhattan, Southampton y Miami. Junto a su marido, Richard, ha formado una familia con dos hijos, James y Harrison, y dos nietos. Nacido en Nueva York, Richard es hijo del ya fallecido ilustre promotor inmobiliario Samuel J. LeFrak, a quien sustituyó como CEO de la compañía familiar LeFrak Organization, una de las más importantes firmas inmobiliarias de Estados Unidos que posee importantísimas propiedades en Nueva York, New Jersey, California y Miami (donde están apostando con fuerza y ya han adquirido el hotel Gansevoort de Miami Beach).

La pareja se conoció durante una reunión familiar. Sus padres eran amigos y el padre de Richard se encargó de presentarlos: “Richard tenía 17 años y yo 15”, recuerda Karen. Desde entonces, son inseparables. El matrimonio forma una muy unida linda pareja que raramente se separa. Karen intenta acompañarlo en sus viajes de negocios siempre que puede. Ella explica que a la hora de inspirarse “el lugar no importa, lo que importa es el estado de la mente”, y reconoce que puede escribir en cualquier parte.

Sus dos piezas de ballet han contado con la participación de coreógrafos importantes: Brian Reeder colaboró en Cake, y Roger VanFleteren en Pavlovsk, obra para orquesta completa. Ambos trabajos fueron vistos en primicia en 2008 y en 2010 respectivamente, y representados por el American Ballet Theater II.

Presentación del ballet Gentle Memories.
Presentación del ballet Gentle Memories.

Su música y grandes presentaciones

La mayor parte de su música ha sido escrita para piano, su pasión desde joven. En 2013, estrenó una pieza para Gentle Memories, coreografiada por Jiri Bubenicek. En 2013, su pieza de piano Ballet Bark! In The Park, fue coreografiada por Chase Brock y representada, en su inauguración en Nueva York, por el New York Theatre Ballet. También ese año, su pieza Duet Tous Les Jours (con coreografía de Marcel Gomes, del American Theatre Ballet) fue estrenada en el Mariinsky Theatre de St. Petersburgo, y se presentó en Nueva York en el Lincoln Center. También The Shanghai Symphony Orchestra ofreció la versión en concierto de Statue Dance of Pavlovsk, bajo la batuta del maestro Long Yu.

Amante de Nueva York, reconoce que le apasiona estrenar sus obras en la Gran Manzana y tener la posibilidad de compartirlo con sus amigos. Afirma que “es una ciudad apasionante y estimulante, en la que siempre hay algo que hacer o ver”.

1. Karen LeFrak y la diseñadora Lisa Perry. 2. Sarah Frank, Presidenta NYTB: Karen LeFrak y el coreógrafo Chase Brock.
1. Karen LeFrak y la diseñadora Lisa Perry. 2. Sarah Frank, Presidenta NYTB: Karen LeFrak y el coreógrafo Chase Brock.
1. Karen LeFrak, Valentino, Ivanka Trump. 2. Marcel Gomes, Karen LeFrak.
1. Karen LeFrak, Valentino, Ivanka Trump. 2. Marcel Gomes, Karen LeFrak.

Sus otras grandes pasiones

Ya lejos de las notas musicales, su otra gran pasión es escribir. Ha publicado tres libros para niños: Jake the Philharmonic Dog, Jake the Ballet Dog y Best in Show.

Sus labores de filantropía también la apasionan. Tras la catástrofe de las Torres Gemelas de Nueva York, ofreció ayuda al Mt. Sinai Hospital y al New York University Hospital con el fin de brindar terapia para las víctimas y familiares del 11 de septiembre. Por estos esfuerzos, fue galardonada en numerosas ocasiones.

Karen LeFrak y sus queridas mascotas.
Karen LeFrak y sus queridas mascotas.

Karen, además es amante de los perros. Cría y entrena a sus poodles con la ayuda del experto Wendell Sammet, que cuenta con más de 69 años de experiencia. Algunos de sus perros, ya retirados del mundo de los concursos, han ganado numerosos premios, entre ellos los del reconocido campeonato de Westminster. Son animales elegantes, con pose aristócrata y perfectamente educados. Karen adora este tipo de raza por su extraordinaria inteligencia, su belleza y porque “cuando yo era pequeña, tenía un mini poodle“, recuerda.

Además de dedicar tiempo a todas las actividades artísticas, representaciones, compromisos y viajes, Karen está entregada por completo a su familia y se encuentra muy unida a sus hijos, que también trabajan en la promotora familiar. Adora a sus nietos y desea ser recordada por ellos “como la mejor abuela del mundo”.

Cuando se le pregunta qué parte de sus diferentes actividades como escritora, compositora o su faceta filántropa la llena más como persona, para Karen es difícil responder. Y es que, como ella dice: “Cada una tiene una razón de ser: la música toca mi alma, los libros mi cabeza y la caridad, mi sentido de la responsabilidad”.

Artículos relacionados

Una charla íntima con la filántropa Yaz Hernández

El innato espíritu filantrópico de María Eugenia Maury

Mike Fernández: el éxito empresarial y la importancia de retribuir


© azureazure.com | 2019