Tendencia de lujo


Relojes y joyas: el arte del “lujo duro”

Franky M.


Algunas de las principales marcas relojeras de lujo han lanzado sus colecciones de joyas, y viceversa, en una tendencia cada vez más frecuente.


Los sectores de la relojería y de la joyería están íntimamente relacionados. Es por ello que en la industria del lujo se les engloba, en la misma categoría, como hard luxury o lujo duro.En esta plaza encontramos firmas de renombre que se sienten igual de cómodas fabricando relojes que moldeando alhajas, como la suiza Piaget. También se han integrado marcas de lujo que comenzaron confeccionando moda y que han alargado sus tentáculos hacia el negocio de los relojes y las joyas de la más alta gama, como las francesas Chanel, Dior y Hermès. Todas éstas compiten con firmas centenarias de joyería como Chaumet, Van Cleef & Arpels o Carrera y Carrera, que hace unos años decidieron llevar sus conocimientos artesanales al campo de la relojería.

Relojes y joyas
Anillo de Van Cleef & Arpels. Foto: © Van Cleef & Arpels.

Por si fuera poco, en un mercado como el de las joyas, en el que las marcas sólo representan alrededor del 20% – pues el otro 80% corresponde a pequeñas enseñas, negocios familiares y privados que venden sin marca -, se han colado también firmas eminentemente relojeras. No son muchas, es cierto, pero las hay.

Patek Philippe, la marca de reloj más laureada de todas las que pueblan el universo del lujo suizo, elabora artesanalmente joyas a juego con algunos de sus modelos para aquellas clientas que desean vestir combinadas. Cierto es que no las publicita, porque son una excepción, y en ningún caso pertenecen a una colección definida.
Relojes y joyas

En el olimpo de la relojería se halla también Breguet, que sí lanza cada año piezas de joyería. Este año ha incluido los pendientes y el anillo Perlas Imperiales, que cuestan 35.100 y 25.100 euros US $38.770 y US$ 27.725 dólares (€35.100 y €25.100), respectivamente. Los de precio más elevado son los pendientes Petite Fleur US $11.200 (€110.600), mientras la pieza más asequible resulta la sortija La Rose de la Reine US $123.880 (€10.000).

La marca Omega, que, como Breguet, pertenece al grupo relojero suizo Swatch, ofrece la colección Ladymatic, compuesta por alhajas más sencillas y económicas que las de Breguet. Estas reinterpretan la caja del reloj femenino del mismo nombre y presentan cuatro motivos ondulantes.

Los anillos, pendientes y colgantes Ladymatic están fabricados con oro blanco, rojo y amarillo de 18 quilates y a algunos de sus modelos se les han añadido diamantes.  ■


© azureazure.com | 2019