ENTREVISTA


Ralph Pucci: un titán del diseño en exclusiva

Elysze Held


Ha sido considerado durante largo tiempo un visionario y uno de los innovadores más influyentes en la industria del diseño.


El diseñador de interiores Ralph Pucci es una fuerza de la naturaleza. El cerebro detrás de Pucci International Galleries and Showrooms es célebre por su creatividad, piedra angular de sus ambientes excepcionalmente eclécticos. En una carrera que abarca más de 30 años, Pucci ha sido comparado con Lorenzo de Medici por crear espacios artísticos multifacéticos que no tienen comparación.Ralph Pucci es un visionario y ha creado muebles, arte, iluminación, gráficos y maniquíes en colaboración con muchos de los más importantes innovadores de nuestro tiempo. Ha trabajado con artistas emblemáticos, entre ellos, Deborah Turbeville, Rubén Toledo y Malcolm Hill, así como con la eminente diseñadora de interiores Andrée Putman. El enfoque único de Pucci para destacar la armonía entre el diseño y el arte está dirigido tanto a las masas como a la élite.

Ralph Pucci
Ralph Pucci en su oficina.

azureazure.com habló con Ralph Pucci durante la estancia del diseñador en el sur de Florida para la inauguración de una colección de pinturas de Rubén Toledo en el nuevo Ralph Pucci Showroom del Art District en Wynwood, Miami.

ELYSZE HELD [E.H.] / Usted ha reunido a artistas como Andrée Putman y Rubén Toledo. ¿Cómo es trabajar con ellos?
RALPH PUCCI [R.P.] / Andrée diseñó su primer maniquí con nosotros para Barneys en 1985, para su tienda de ropa femenina en Chelsea. Fue una inauguración legendaria. Por aquel entonces, en 1990, empecé a representar su mobiliario y continúo representando a Andrée Putman hasta el día de hoy. Por otro lado, he estado trabajando con Rubén Toledo desde 1986 o 1987. Juntos hicimos esculturas en miniatura, y yo comencé a contar con la ayuda de su esposa Isabel para vestir maniquíes.

E.H. / ¿Por qué decidió abrir una galería en Miami?
R.P. / Vine a esta ciudad un par de veces para Art Basel, y la combinación de la energía y la sensibilidad artística de Miami me empujó a abrir mi sala de exposición en esta ciudad. Además, cuando vi el espíritu y la fuerza de la Fundación Margolis, supe con certeza que tenía que estar aquí. En cuanto a Wynwood, me encanta porque sigue mostrando evolución y creatividad. Aunque ya tenemos galerías en Nueva York y en Los Ángeles, creo que Miami es la zona más interesante en el país en estos momentos.

E.H.> / ¿Después de haber viajado tanto, en qué país siente con mayor fuerza el atractivo de la arquitectura, el arte y la historia?
R.P. / Hace seis meses habría dicho París, la Provenza o Italia, pero ahora, después de volver de unas vacaciones familiares en Japón, en la pequeña isla de Naoshima, en el Mar Interior de Seto, tengo que decir que lo que está sucediendo allí es simplemente fenomenal. La Fundación Benesse ha tomado una isla que estaba poco desarrollada y ha abierto el camino para que aflore el arte moderno y la arquitectura en un lugar relativamente aislado. En mis viajes por Japón, aún me causa asombro toda la estética japonesa.

Ralph Pucci
Ralph Pucci salón de exposición en Miami.

E.H. / Háblenos de su filantropía.
R.P. / Soy fideicomisario del Pratt Institute de Nueva York, un trabajo que ocupa mucho de mi tiempo. Este año hemos organizado una colaboración con los estudiantes, a quienes se les encargó crear diseños innovadores con tejidos de punto, canalizando la estética Pucci (líneas mínimas y diáfanas). Las colecciones se exhibieron en nuestra galería. También estoy involucrado con la Kips Bay Show House de Nueva York, donde recientemente fui homenajeado. Ser reconocido por los gigantes de la industria del diseño es un gran honor.

En este momento, participo en una exhibición del Museum of Arts & Designs de Manhattan llamada New York City Makers. Pucci tiene ocho maniquíes allí con el nombre de Motion. La exposición estará abierta hasta finales de octubre. Glenn Adamson, el director del museo, me ha ofrecido una exposición individual de mis maniquíes, una retrospectiva de Pucci International del 7 de abril al 25 de septiembre del 2015, que mostrará entre veinticinco y treinta maniquíes, desde Christy Turlington, Andrée Putman, Kenny Scharf, Diane von Furstenberg, Veruschka y Rubén Toledo, hasta mi nuevo trabajo con simples maniquíes abstractos. Será un evento muy emocionante. Recrearemos nuestro taller de escultura y el público no sólo verá los maniquíes, sino que podrá apreciar el proceso creativo una vez por semana. También se prepara un libro para acompañar el proyecto y Margaret Russell, la directora de Architectural Digest, está escribiendo el prólogo.

E.H. / Usted ha mencionado que Pucci es una empresa familiar. ¿Cuál es su legado?
R.P. / Fue increíblemente emocionante que mi hijo Michael se uniera al equipo el año pasado. Estamos muy ocupados con la fabricación y trabajamos en nuevas ideas todo el tiempo. Tenemos tres galerías y él ha asumido muchas responsabilidades, ha sido proactivo en la búsqueda de otros lugares y otras inversiones. Y lo más importante es que ha desarrollado una relación increíble con todos mis artistas. Ellos son personas verdaderamente creativas y creo que siempre buscan presentarme sus ideas con total claridad. Si no estoy disponible o no puedo comunicarme con ellos, Michael es quien lo hace y trabaja de maravilla con ellos. Su colaboración es muy valiosa, especialmente en este aspecto.

E.H. / La estética Pucci parece reflejarse en su vestuario: ¿Quién es su diseñador de ropa preferido?
R.P. / Gianluca Isaia. Soy un gran admirador de su trabajo y lo admiro como persona. Su ropa puede ser vanguardista, moderna, de moda, pero no necesariamente sigue las tendencias. Es un maestro en sus cortes, hace excelentes trajes a mano de entalle napolitano. En mi opinión es un gigante.

Ralph Pucci
Derecha: Patrick Naggarl; Salón de exhibición de Ralph Pucci. Izquierda: Silla Crescent Club de Andrée Putman para Ralph Pucci.

E.H. / ¿Cómo ve la diferencia entre lo bueno y lo excepcional?
R.P. / Lo bueno es fácil de conseguir; lo excepcional es mucho más difícil. Para ser excepcional, uno tiene que estar enfocado; tiene que vivir la experiencia, tiene que respirarla. La calidad es excepcional. El lujo es excepcional.

E.H. / Cuando comenzó con los maniquíes Pucci, ¿se imaginó que llegaría a tener este imperio?
R.P. / Uno siempre tiene sueños acerca de lo grande que puede llegar a ser. Cuando empezamos, simplemente probábamos cosas que eran interesantes según nuestro punto de vista, que es consistente y claro. Por supuesto, en el inicio, se trataba sobre todo de nuestro negocio de maniquíes, había mucha emoción con respecto a todo lo visual. Creo que el diseño visual se ha infravalorado en el mundo del diseño. Tuve la suerte de trabajar con grandes visionarios en el área de las ventas.

Las cosas funcionan muy orgánicamente aquí en Pucci. Somos afortunados de rodearnos de algunos de los más grandes talentos del mundo del diseño en la actualidad: Andrée Putman, Patrick Naggar, Hervé Van der Straeten, Rubén Toledo, Chris Lehrecke, Dana Barnes, Jim Zivic, así como otros del mundo de la moda, entre ellos, Diane von Furstenberg, Anna Sui e Isabel Toledo.

E.H. / ¿Cuál es su museo favorito?
R.P. / Mi museo favorito es el Dia:Beacon, de la Dia Art Foundation, en Nueva York. Es un enorme edificio, una antigua fábrica de la compañía Nabisco, hecha de ladrillo, acero, hormigón y vidrio, elementos nobles del diseño y la belleza. Está considerado como un modelo de la arquitectura industrial de principios del siglo XX. Pero ahora que he visto personalmente la obra del arquitecto Tadao Ando y la Fundación Benesse en Japón, tengo que añadir eso a lo más importante en mi lista.  ■


© azureazure.com | 2019