Moda en los 50


La década del 50 y el inicio de la feminidad, la sensualidad y la libertad en la moda

Walter Raymond


Entérate por qué el New Look adoptado por Marilyn Monroe, Brigitte Bardot, Elvis Presley y James Dean cambió el destino de la moda para siempre.


De alguna manera, el mundo se estremeció a mediados del siglo XX al paso de las modelos de Christian Dior, que lucían prendas con bustos realzados, hombros libres y cinturas entalladas que culminaban en largas faldas acampanadas, complementadas con amplios sombreros, guantes y zapatos de tacos altos.

moda, 1950, new look, dior, balenciaga, givenchy, chanel, balmain, marilyn monroe, brigitte bardot, elvis presley, james dean, bikini, claire snow, harper’s bazaar, jeans, jerseys anchos, faldas, zapatos bajos, louis réard
James Dean.

Así, la nueva y elegante figura femenina quebraba, de una vez y para siempre, la sobriedad y el recato que le fueron impuestos durante siglos. El hito de ese trascendental cambio fue la presentación en París de la colección “Corolle” de Dior el 12 de febrero de 1947, dando comienzo a la “Edad de Oro” de la moda y de la alta costura. Entérate cuáles fueron los principales cambios estéticos impulsados en la década de 1950 que cambiaron el rumbo de la moda para siempre.

El “New Look”

El nacimiento del “New Look”, acertada denominación que se le atribuye a Claire Snow, editora de la revista Harper’s Bazaar, marcó una inflexión en la estética de la moda. Dior, Balenciaga, Givenchy, Chanel y Balmain fueron quizás los más destacados creadores de la nueva imagen. Los años 50 conformaron la década en que se produjo la división entre moda adulta y moda juvenil.

La moda adulta, muy bien representada por el “estilo Dior”, era elegante, mundana y sofisticada, en tanto las mujeres jóvenes se atrevían a lucir ropas holgadas e informales como jeans, jerseys anchos y faldas amplias con zapatos bajos. Las ansias femeninas de renovación y diferenciación impulsaron el auge de los modistos y del “hágalo usted misma”.

moda, 1950, new look, dior, balenciaga, givenchy, chanel, balmain, marilyn monroe, brigitte bardot, elvis presley, james dean, bikini, claire snow, harper’s bazaar, jeans, jerseys anchos, faldas, zapatos bajos, louis réard
Marilyn Monroe.

El cine fue un factor fundamental en la instauración de las tendencias de moda. Estrellas femeninas como Marilyn Monroe y Brigitte Bardot adoptaron para sí mismas, y para las mujeres en general, la fusión de esos dos estilos de mujer tan diferentes entre sí. Con ellas se impuso, por un lado, el uso de camisas holgadas con faldas o pantalones y zapatos bajos para la vida diaria, y por el otro, el lucimiento de los modelos elegantes para las fiestas, eventos o salidas nocturnas. Los hombres no se quedaron al margen de las corrientes de la moda. La vestimenta masculina consistente en una camiseta blanca de algodón de mangas cortas, una chaqueta recta de cuero negro y unos jeans, se vio fuertemente impulsada por el “look” de los ídolos juveniles de entonces: Elvis Presley y James Dean.

La prenda inmoral y los collares de perlas

El diseñador francés Louis Réard creó en 1946 el bikini que, de inmediato, fue catalogada de prenda inmoral. A tal punto, que Réard no conseguía modelos que aceptaran mostrarlo en público. Sin embargo, y gracias otra vez al cine, actrices como Brigitte Bardot y Ursula Andress se atrevieron a lucirlo en la pantalla, imponiéndose definitivamente la prenda de baño de dos piezas.

moda, 1950, new look, dior, balenciaga, givenchy, chanel, balmain, marilyn monroe, brigitte bardot, elvis presley, james dean, bikini, claire snow, harper’s bazaar, jeans, jerseys anchos, faldas, zapatos bajos, louis réard
Brigitte Bardot.

Para la década de 1950 ll cabello se llevaba indistintamente liso, rizado, largo o corto, lo importante era el cambio habitual de color, siendo el rubio el tono más demandado. Los accesorios comenzaron a hacerse indispensables. Los grandes aros con brillos, los collares de perlas de una o dos vueltas, los pañuelos y los anchos cinturones pasaron a ser piezas fundamentales en el atuendo femenino. En el rostro se destacaba el uso del delineador en el párpado superior, las cejas gruesas en forma de “alas de paloma” y los labios en tonos rojos, carnosos, muy “Marilyn”.

Por todos estos motivos y gracias a la valentía de diseñadores, modelos y artistas de las principales industrias mundiales, la década del 50 marcó, sin lugar a duda, un giro definitivo hacia una nueva forma de vestirnos.  ■

Artículos relacionados:

El estilo de los 80 y el futurista: dos tendencias que pisan fuerte en la moda de este año

Moda femenina en la corte de María Antonieta

Breve historia del maquillaje a través de los tiempos


© azureazure.com | 2019