Raros y codiciados


Diamantes Azules

Heike Söns


Raros y codiciados, los diamantes azules son los protagonistas de la nueva tendencia en las principales subastas del mundo.


Con el fin de celebrar con bombo y platillo su 40 aniversario en Asia, y dentro del marco de su Venta Otoñal de Joyas Magníficas, la casa Sotheby’s recientemente puso a subasta en Hong Kong un raro diamante azul, único en su tipo. Conocido como el Premier Blue, este diamante de 7,59 quilates y de corte redondo es el primer diamante azul con categoría Fancy Vivid jamás puesto a subasta. (El Instituto de Gemología de Estados Unidos cuenta con una escala de nueve categorías para evaluar diamantes de color, que se compone de la siguiente manera: Faint, Very Light, Light, Fancy Light, Fancy, Fancy Dark, Fancy Intense, Fancy Deep y, por último, Fancy Vivid.)

Diamantes azules

El Premier Blue es una pieza perfecta, nacida para deslumbrar. Su corte redondo es sumamente común entre los diamantes blancos, ya que maximiza su brillantez. Sin embargo, debido al alto nivel de desperdicio que este tipo de corte implica, es extremadamente extraño encontrar un diamante de color de categoría Fancy Vivid con corte redondo. Es tan extraño, de hecho, que el Premier Blue resulta ser el primer diamante de corte redondo en aparecer en una subasta.

Se cree que este diamante, que debe su inconfundible tonalidad a las trazas de boro encontradas en su composición, fue extraído de la mina Cullinan de Sudáfrica. Esta mina es reconocida y recordada a nivel internacional gracias al diamante blanco de 3,106 quilates extraído de sus entrañas en 1905, la piedra más grande y de mejor calidad jamás descubierta.

De acuerdo con Quek Chin Yeow, presidente de la división de Joyería Internacional de Sotheby’s en Asia, “el debut de un diamante azul categoría Fancy Vivid como el Premier Blue en una subasta constituye una oportunidad irrepetible para los grandes conocedores a nivel internacional”.

Diamantes azules

De ese modo, el Premier Blue se perfilaba para ir por encima de otro famoso diamante, el Graff Pink, subastado por la casa Christie’s en 45,6 millones de dólares en el 2010. Sin embargo, para sorpresa de propios y extraños, la singular gema no encontró a su nuevo dueño durante la subasta.

Por fortuna, el Premier Blue no era la única pieza estrella de la subasta de Sotheby’s. En esa ocasión, la caída del martillo anunció la venta de un diamante blanco de 118,28 quilates por 30.6 millones de dólares. El comprador, conocido simplemente como un “asiático anónimo”, rompió el récord del precio más alto jamás pagado por un diamante blanco durante una subasta. Chin Yeow aseguró que en Sotheby’s están “muy contentos por haber roto el récord del total más alto jamás recaudado durante una venta de joyería en Asia, con un total de 95.5 millones de dólares vendidos”.

El Premier Blue quizás no logró su cometido de convertirse en el diamante azul más extraordinario jamás vendido durante una subasta, pero sí logró marcar una tendencia y colocar a los diamantes azules en la mente de todos.

Diamantes azules

De hecho, a los pocos días, la casa Joseph DuMouchelle de Nueva York anunció que pondría a subasta un rarísimo diamante de tono gris azulado. Aunque mucho más modesto, este diamante de corte Marquis se encuentra incrustado en un anillo y acompañado de otros 50 pequeños diamantes blancos. De acuerdo con Melinda Aducci, experta en gemas de DuMouchelle, “la composición de la montadura marca un paréntesis entre la época eduardiana y el período art déco, pero el estilo del corte indica que el diamante central fue cortado mucho antes”.

Aunque los diamantes azules casi siempre se relacionan con las minas sudafricanas, se cree que esta rara pieza de tono gris azulado podría provenir de India.


© azureazure.com | 2019