Moda


Daniella Kronfle: la espontánea belleza de las joyas

Patricia Abaroa


La diseñadora de joyas ecuatoriana ha hecho de la espontaneidad la mejor manera de mezclar piedras preciosas, metales y texturas de asombrosa belleza.


Daniella Kronfle es una artista que toma riesgos. La diseñadora de joyas se guía por el elemento sorpresa, mezclando gemas, materiales y texturas inesperadas en sus creaciones. Su estética es una unión constante de glamour y elegancia bohemia, y sus diseños parten de una serie de memorias que dan lugar a sus creaciones.

Nacida en Ecuador, Daniella Kronfle heredó el amor por las joyas fue de su madre, una gran diseñadora de joyas. Sus la llevarían más tarde de América Latina a Europa y luego a Estados Unidos. En Florencia, Italia, obtuvo un diploma en diseño de joyas en el Instituto Lorenzo de Medici, y en La Sorbona de París estudió Civilización Francesa e Idiomas.

Los viajes de Daniella Krofle han tenido un gran impacto en sus diseños. “Las diferentes influencias culturales que he encontrado juegan un papel importante en el proceso artístico”, dice. “La creatividad es una locura dulce, las ideas surgen cuando menos uno las espera. Es un flujo permanente que inunda mi mente con una combinación de colores, piedras preciosas y formas”.

Ahora, diez años después de fundar su casa de joyas, la diseñadora con sede en Miami busca expandir su marca internacionalmente. Hace poco, lanzó un sitio web de e-commerce y sus piezas ahora están también disponibles en Bergdorf Goodman, en Nueva York. Este año, abrió su primera boutique en el Miami Design District, un área propicia para el arte, el diseño y compras de lujo.

El espacio de diseño cálido y elegante fue creado por Eduardo Sesma, de SesmaDesign, quien antes había colaborado con la prestigiosa firma Yabu Pushelberg. Los visitantes son recibidos por candelabros de cristal, mientras que bocetos de los diseños de Daniella Kronfle cuelgan en las paredes de color amatista. Las joyas que se exhiben en estuches y vitrinas brindan una explosión de colores y texturas.

Daniella Kronfle tiene cuatro colecciones en su línea de diseño: Wanderlust, Charmed, Midnight Color Code y Mosaico di Luce. Cada una se compone de piezas clave elaboradas en diferentes combinaciones de joyas. No es extraño encontrar gemas suntuosas (como diamantes, amatistas y zafiros) entrelazadas con piedras contrastantes como malaquita, ágata blanca y ojo de tigre.

Cada línea es una feliz representación de los intereses o pasiones de Daniella Kronfle, quien asegura que nunca crea una pieza que ella misma no usaría. Wanderlust sugiere su amor por los viajes y la aventura; la glamurosa colección Midnight Color Code está inspirada en las imágenes y los sonidos de los años setenta, ochenta y principios de los noventa; Mosaico di Luce es una exquisita interpretación de elementos de la naturaleza, con brazaletes y anillos de serpiente que envuelven el dedo. Por último, la colección Charmed está hecha para el verano y es una oda a la feminidad. Los aretes, collares y anillos están adornados con coloridos amuletos de mariposas, corazones y estrellas, a veces solos, a veces combinados.

Así como Daniella Kronfle comparte historias y recuerdos a través de sus joyas, también comprende que cada compra es personal para sus clientes: “Cada pieza de joyería cuenta una historia diferente y muestra un lado particular de la persona que la lleva”, dice. “Queremos que las mujeres se sientan fortalecidas, sofisticadas y alegres. La joyería es una forma de expresar su personalidad y estilo, que en cada una de ellas son únicos, como nuestros diseños”.  ■


Leer más:
Irene Zinng, una joya de mujer
Espacios de lujo: las nuevas boutiques relojeras


© azureazure.com | 2019