elegancia y el buen gusto


Carlos Miele, el diseñador estrella de Brasil

Irene Sanchez


Es uno de los diseñadores brasileños más internacionales del panorama actual de la moda. Nos adentramos en el mundo de Carlos Miele para hablar con él de sus diseños, de su vida y de su paso por Miami Fashion Week.


Reconoce que su novia, la bellísima modelo Ana Gequellin; su familia y su equipo son su mayor apoyo. Pero hay que añadir ingenio, creatividad y originalidad a la suma que da como resultado el desfile que presentó este año en el catwalk del Miami Beach Convention Center durante el Miami Fashion Week. Carlos Miele vuelve a seducir a la mujer que apuesta por la elegancia y el buen gusto. En declaraciones exclusivas para azureazure.com, Miele nos habla de su última colección, del premio que recibió como mejor diseñador del año e, incluso, de sus aficiones. Seguramente muchos no sepan que, cuando no trabaja, cuida de su hijo de cuatro años y disfruta con el yoga y las artes marciales.


CARLOS MIELE. / Foto: Getty Images.


Lleva más de 15 años dedicado en cuerpo y alma a la moda pero, ¿quién fue su primera inspiración?

Mi primera fuente de inspiración fue mi abuelo. Era propietario de una tintorería y yo pasaba mucho tiempo junto a él en Brasil. Aquella imagen de los vestidos de noche colgados del techo para ser lavados, de mi abuelo tratándolos con sus propias manos y suavizando cada prenda hasta que quedaba impecable… supuso una gran influencia para mí. Aún recuerdo el olor y conservo su plancha y la tabla de planchar como un recuerdo inspirador. Fue la primera persona que me enseñó lo importante que era vestir a una mujer.


Gracias a su abuelo comienza a interesarse por la costura pero, ¿qué otros factores le ayudaron a inmiscuirse en el mundo del diseño?

A partir de entonces, todo mi aprendizaje se ha basado en el arte. Comencé a trabajar con instalaciones y representaciones de arte y tuve pronto la oportunidad de presentar mi trabajo en museos con distintas exposiciones. Me gusta transitar entre fronteras y proponer un diálogo a través de diferentes formas de expresión, como instalaciones de vídeo, música y moda. Esta mezcla de elementos aparentemente desconectados es algo que siempre me ha fascinado hacer y no limita mi trabajo a un solo sitio: puedo hacerlo en un museo, en la calle, en un escenario…o en una pasarela.


¿Cómo empieza realmente a ganarse la vida a través del arte?

Era un gran placer trabajar en este mundo aunque fuera algo realmente duro ganarse la vida con ello al principio, así que comencé a diseñar y vender ropa.


¿Le han influido sus raíces a lo largo de su trayectoria?

Me inspira, en efecto, la exhuberancia de la cultura popular de Brasil, la belleza de nuestros paisajes, la biodiversidad y el mestizaje de mis paisanos. En mis diseños, intento unir estos elementos de la naturaleza, basados en los colores y texturas que nacen de la atmósfera de Brasil.


SU CARRERA


Carlos Miele como marca nace en el 2002 y Miele, la segunda, en el 2006. ¿Cuál es el porqué de la creación de cada una de ellas?

Inicié Carlos Miele con diseños de noche, y por ello es por lo que alcancé la fama fuera de Brasil. La línea Miele tambien incorpora la tecnología y el trabajo a mano característicos, mis sellos de identidad, ya que establece un diálogo entre lo contemporáneo y lo tradicional, uniendo el deseo cosmopolita, sofisticado e independiente de una mujer. Esta segunda línea lleva los estampados y colores sexy y románticos de mi primera colección, pero ofrece más prendas casuales, como vestidos de cocktail.


Ha recibido el Premio al Mejor Diseñador Internacional del año en la Miami Fashion Week 2013. ¿Cómo se siente al respecto?

Ha sido un honor. Espero que este galardón haga que se centren las miradas en nuestras metas e inspire a diseñadores emergentes con talento a trabajar para conseguir el reconocimiento que merecen por sus contribuciones a la alta costura.


Previamente presentó sus diseños en Nueva York. ¿Es la ciudad que nunca duerme el evento por excelencia para usted?

Desfilar en Nueva York es una gran ventana para cualquier diseñador. Después del primer desfile allí, comencé a vender en más de 20 países. No es una ciudad americana más, es la más internacional del mundo. Es donde todo ocurre: la música, el arte, la moda. La parte cultural es precisamente la que más me interesa. La ciudad es un punto ardiente con gente de todos los lugares del mundo y una mezcla espectacular de culturas.


El trabajo junto a artesanos de favelas es uno de los rasgos de su forma de crear colecciones. Cuéntenos sobre esto.

Mi trabajo me permite fortalecer a dos grupos bien diferentes de mujeres: aquellas que llevan la ropa y aquellas que la confeccionan. Desde que inicié mi carrera he trabajado y apoyado a muchas cooperativas de Brasil. A través de estas asociaciones, he dado la oportunidad de trabajar desde casa a muchas mujeres para ganarse un dinero mientras cuidan de sus hijos.


¿Cómo definiría Carlos Miele su estilo como diseñador?

Diseño para celebrar y reafirmar la forma de la mujer. Me influye mucho la libertad con que las brasileñas tratan sus cuerpos. Creo ropa para que los cuerpos creen formas y volúmenes que permitan que el cuerpo se configure y den lugar a una sensualidad inesperada.


Háblenos de su faceta menos conocida. ¿Qué hace Carlos Miele cuando no diseña?

Trabajo mucho en casa (en Sao Paolo, Florianopolis o Nueva York) y también en mi estudio. En mis ratos libres, me gusta jugar con mi hijo de cuatro años y hacer deporte en el exterior. Además, me gusta practicar artes marciales, deportes de agua y yoga.


NUEVA COLECCIÓN


En la pasarela hemos vuelto a ser testigos del sello personal de Carlos Miele: la mezcla entre tecnología y naturaleza. ¿Cómo llega a ese mix entre dos mundos aparentemente tan lejanos entre sí?

Intento establecer una relación entre cuerpo, espacio y tiempo creando un diálogo y centrándome en lo viejo y lo nuevo, la tecnología y el trabajo artesano, la historia y el futuro. Con esta perspectiva, creo un enlace entre estos dos planos que normalmente nunca se entremezclan.


Su nueva colección prêt à porter se basa en esta filosofía pero, ¿de qué otras fuentes ha bebido su inspiración?

Para este otoño-invierno he creado la colección Walking the Line. Busqué una convergencia creativa de corte y diseño combinado con tejidos gráficos, líneas y siluetas curvilíneas, y cortes que se adaptan a la forma natural del cuerpo.


En cuanto a los colores, a simple vista han predominado los llamativos, como el rosa, el naranja, el rojo o el amarillo. Ha sido definitivamente una colección colorida.

Nos hemos centrado durante muchos años en los colores oscuros. Los brillantes van a pisar fuerte el próximo verano y, además, son parte de mi ADN.


¿Es la chaqueta el must de la próxima temporada?

Las prendas masculinas son fundamentales en el armario de cualquier mujer. Un esmoquin de tweed es definitivamente un must have, no sólo un atuendo para los próximos meses.




También han predominado los cinturones anchos y los jumpsuits (monos o buzos) enterizos.

Estos cinturones son también piezas clave, crean una silueta elegante y moderna. Los bodysuits también han vuelto con mucha fuerza y son una prenda fácil. Puedes ir fácilmente con ella de día y de noche sólo cambiando los accesorios. Es algo que se aprecia mucho, sobre todo en la época actual, en la que siempre vamos con prisas de un lado a otro.


¿Cómo resumiría su experiencia en Miami este año?

Ha sido increíble presentar mi última colección a un nuevo público. Miami tiene gran energía y está rodeada de una naturaleza fascinante. Además de ser la capital del mundo latino, es un centro cultural de arte contemporáneo gracias a Art Basel, uno de los eventos más prestigiosos en EEUU.


© azureazure.com | 2019