piezas exclusivas


Bulgari Serpenti: una tentación de lujo

Eliana Silva


Bulgari ha utilizado la serpiente como uno de sus elementos clave a la hora de diseñar y confeccionar joyas.


La casa de joyería italiana Bulgari decidió retomar con fuerza el tema de la serpiente como motivo central de inspiración de su nueva colección de joyas. Y, como no podía ser de otra forma, su nueva línea se llama “Serpenti”. La colección está compuesta por relojes, anillos, brazaletes y collares de una o varias vueltas, como si el reptil se enroscara en la piel, todos en oro, platino, esmeraldas y diamantes. Cada pieza es exclusiva y está hecha con los materiales más lujosos que forman parte de la historia de la casa italiana.

El encanto de “Serpenti” reside en la forma en la que se enrosca en el brazo o alrededor de la muñeca. Existen diferentes modelos y cantidad de vueltas, pero la serpiente siempre reposa su cabeza sobre la muñeca de su dueña.

Sin duda, “Serpenti”, como todas las creaciones de Bulgari, está llena de simbolismo y sensualidad, evocación y misterio. Y aunque la casa italiana se ganó su prestigio como joyería, su gama de productos ha crecido con el tiempo hasta abarcar relojes, bolsos, fragancias, accesorios y hasta hoteles.

En la colección Otoño-Invierno 2015 podrán encontrar el bolso “Serpenti Hypnotic, una obra maestra divina y lujosa con espíritu innovador.

Bulgari Serpenti

Como parte de esta nueva colección, Bulgari dispuso decorar el flagship neoyorquino de la Quinta Avenida con la gigante serpiente luminosa de 62 metros de ancho diseñada por el artista Fabien Illou, la misma que exhibió para la Navidad del 2014 en Ginza, Tokio. Se dice que la lujosa serpiente seguirá viajando por otras partes del mundo.

Como homenaje a esta fabulosa colección, se pondrá también a la venta el libro Bulgari Serpenti Colllection, escrito por Marion Fasel que, con su redacción mágica, hará viajar al lector a través de todas estas creaciones unidas por un mismo hilo conductor: la serpiente. Especialista en la historia de la joyería, la autora explora todo sobre el símbolo de la serpiente: la encarnación, el nacimiento, la vida eterna, la belleza y la sabiduría, así como el pecado y la mentira, desde los tiempos grecorromanos y desde el punto de vista de la mitología. El libro incluye imágenes de sus piezas más icónicas, entre ellas algunas que pertenecieron a dueñas famosas como la modelo y actriz Marisa Berenson y la fallecida editora de revistas de moda Diana Vreeland.

La serpiente, como tal, tiene muchos simbolismos: para la antigüedad greco-romana significaba inmortalidad y juventud eterna; para los pueblos de África, lo mágico y lo espiritual y se le ofrecía culto como si fuera una divinidad, mientras que para los celtas era sinónimo de astucia y transformación. La metáfora de la serpiente que muda su piel, dejando atrás al hombre viejo para convertirse en un joven elegante y con piel nueva, explica el significado de transformación, renacimiento y renovación que le han dado las diferentes culturas.

Bulgari Serpenti

En los años 70 aparecieron los brazaletes con motivos de serpiente en las muñecas de las modelos europeas. Desde entonces, la serpiente reaparece, año tras año, en los collares, brazaletes, relojes y aretes de la marca.

Bulgari también ha sido protagonista en la historia del cine, aportando sus joyas a más de 60 filmes desde 1950. Creó piezas espectaculares de serpientes, que luego se convirtieron en monstruos sagrados del cine europeo.

La firma ha utilizado la serpiente como uno de sus elementos clave a la hora de diseñar y confeccionar joyas. Fue adaptando la figura del reptil en varias de sus creaciones durante muchos años. Una de las mega estrellas del cine que ha usado su colección fue Elizabeth Taylor, quien durante el rodaje de Cleopatra en 1962 no se sacó ni un minuto el brazalete de serpiente, aduciendo que le ayudaba a entrar mejor en la piel del personaje.

La reputada exeditora de moda de las revistas Vogue y Harper’s Bazaar, Diana Vreeland (1903-1989), poseía una importante colección y, en particular, una pieza única: un cinturón de esmalte blanco y rosa que usaba enrollado dos veces alrededor del cuello simulando una serpiente.

Bulgari sigue extendiendo su emporio: además de sus hoteles lujosos en Milán, Londres y Bali, en dos años también podrá visitarlos en Dubai, Pekín y Shangai.  ■


© azureazure.com | 2019