Higiene dental canina


¡Adiós, mal aliento!

Davi


Seguir una rutina de cuidado dental no solo le proporcionará una sonrisa triunfadora, aliento fresco y encías felices, sino que contribuirá a que tu perro tenga una vida más larga y saludable.


Hay pocas cosas que me hagan más feliz que meter mi hocico en un gran tazón y devorar hasta la última migaja. Pero tanto masticar, sin una adecuada higiene dental, puede crearme un montón de problemas, mal aliento incluido. Seamos honestos, no hay nada peor que la halitosis para arruinar el momento de acurrucarte con tu perro.

Davi
Davi.

La dieta puede causar mal aliento, sobre todo si tu perro se alimenta de sobras, basura u otras cosas que es mejor no mencionar. Pero el mal aliento de tu perro también puede ser síntoma de alguna enfermedad de las encías. Ese mal olor puede significar que hay una colonia de bacterias patógenas viviendo en su boca. Esto no solo puede provocar dolores de muelas o caída de dientes, sino que tales bacterias también pueden propagarse a otras áreas de su cuerpo y causar inflamación, enfermedades o, incluso, la muerte.

La Buena noticia es que, mientras que el mal aliento puede indicar un padecimiento más serio, con frecuencia se trata solo de mala higiene bucal. Cepillar diariamente los dientes de tu perro es una de las formas más sencillas de cuidar la salud de tu perro. Por supuesto, los perros no suelen pararse en el lavabo a examinarse los dientes, pero los segundos que toma pasar diariamente un cepillo por sus blancas perlas se traducirá en una mejor salud, y en besos más dulces.

Si bien el cepillado es tu primera línea de defensa contra el mal aliento y las enfermedades de las encías, hay otras maneras de ayudar a mantener la limpieza bucal de tu mascota:

Juguetes masticables. Mordisquear este tipo de juguetes ayuda al perro a limar asperezas dentales y masajear sus encías, lo cual se traduce en dientes más fuertes. Escoge para él juguetes hechos de materiales duraderos que no sean tóxicos.

Bocados dentales. Estas delicias ayudan a limpiar los dientes, remover basuras y refrescar el aliento. Se recomienda buscar productos con el sello del Consejo de Veterinarios para la Salud Bucal.

Aditivos acuosos. Son soluciones acuosas que puedes añadir al agua que bebe tu perro para eliminar bacterias, reducir placas y refrescar el aliento. Son seguras de utilizar y ayudan a eliminar bacterias de la boca de tu mascota y de su tazón de agua.

Limpieza profesional. Un veterinario puede limpiar a cabalidad la boca de tu perro, comprobar la existencia de caries y restaurar la limpieza y el esmalte de sus dientes.
Davi

Si lo que buscas es una solución natural, puedes darte un paseo por el jardín. Las siguientes hierbas comunes ayudan a eliminar el mal aliento a la vez que añaden un sabroso condimento a la comida de tu mascota:

Menta. La menta y la hierbabuena son refrescantes naturales para el aliento que puedes trocear y poner en el tazón de tu perro. Un poco de menta también puede aliviar el malestar de estómago y el estrés.

Cilantro. El cilantro es una maravillosa vía natural para refrescar el aliento, estimular las encías y limpiar los dientes. Simplemente, añade una pizca a la comida de tu perro.

Salvia. La salvia es conocida por sus propiedades antisépticas. Añadir un poco de salvia fresca a la comida de tu perro puede ayudar a eliminar las bacterias que causan el mal olor.

Perejil. El perejil fresco puede ayudar a endulzar de manera natural la comida de tu perro. ¡Y también su aliento! El perejil también ayuda a la digestión y a combatir problemas inflamatorios como la artritis y el cáncer.

Recuerda, la higiene dental de tu perro es tan importante como una Buena nutrición, el ejercicio y el aseo. Seguir una rutina de cuidado dental no solo le proporcionará una sonrisa triunfadora, aliento fresco y encías felices, sino que contribuirá a que tu perro tenga una vida más larga y saludable.  ■


© azureazure.com | 2019