Accesorios para mascotas


Chic Du Chien De Goyard Paris: creaciones chics para su pet

Nicholas Sterling


Exclusiva boutique parisina para mascotas vanidosas.


Cuando Pierre-François Martin fundó la maison “Martin” en 1792, se aplicó a la fabricación de cajas, baúles y embalajes que inmediatamente fueron del agrado de la aristocracia francesa, convirtiéndose en proveedor oficial de S.A.R. María Carolina de Borbón-Dos Sicilias, Duquesa de Berry, y trasladando su tienda de la rue Neuve des Capucines al número 233 de la rue Saint-Honoré de París, en donde permanece desde entonces.


Pierre François Martin
fue tutor de la joven Pauline, que con los años se casó con Louis-Henri Morel, quien heredó el negocio. En 1845, Morel contrató a un joven aprendiz de 17 años llamado François Goyard, quien inmediatamente se destacó por sus virtudes creativas. Morel murió de repente en 1852 y Goyard se hizo cargo de la firma durante 32 años, llevándola a la cúspide. Ya en su vejez le pasó el mando a su hijo Edmond, comenzando así la leyenda de Goyard, que siempre se ha destacado por su compromiso con el buen gusto y con la artesanía como enseña.

Goyard dispone hoy en día de una línea de artículos de viaje como maletas, neceseres, sombrereras, bolsos de mano, maletines, billeteras, tarjeteros y también pedidos personalizados de baúles y maletas hechos a mano como en el siglo XIX.

 

Mascotas glamourosas


Pero quizás pocas personas saben que Goyard dispone también de una línea de accesorios para mascotas denominada Chic du Chien (“Chic Canino”), que fue lanzada a finales del siglo XIX por Robert Goyard y que todavía sigue a la venta, con selectos collares, correas, cuencos y platos fabricados con los mejores materiales que se venden exclusivamente en su tienda hermana Chic du Chien, ubicada en el número 352 de la rue Saint-Honoré en París, justo enfrente de su carismática y legendaria tienda original.

El histórico y bello comercio se conserva tal y como fue concebido en 1890 y exhibe una gama de piezas raras que producían gran entusiasmo durante la famosa Belle Époque parisina, cuando las primeras campañas publicitarias anunciaban: “Los perros más chic llevan Goyard” en carteles diseñados por grandes ilustradores de la época como Pierre Falize, Mich o Benjamin Barbier.

 

A la par de sus dueños


Las creaciones para perros de Goyard de fines del siglo XIX eran acordes al esplendor, modernidad y glamour de la época: abrigos de sarga o de terciopelo, gafas para compartir viajes en autos descapotables con sus dueños, botas, correas y, como no podía ser de otra forma, baúles diseñados especialmente para ellos. También los gatos disponían de su propia línea. Curiosamente, los monos también tuvieron modelos diseñados exclusivamente para ellos y gozaron de un enorme éxito durante la Belle Époque.

 

Extravagancias


Visitar en el siglo XXI la tienda de Goyard para mascotas es internarse en un pasado y en un presente esplendoroso, donde la exclusividad se observa en unas vitrinas que exponen collares de plata y oro, correas de piel de becerro fino y de pieles exóticas como las de cocodrilo o de serpiente; originales tazones de madera y metal plateado, bolsas de transporte y baúles personalizados hechos a mano por los expertos artesanos de Goyard de la misma forma en que se realizan para los humanos desde hace más de un siglo.


A lo largo de su dilatada y orgullosa historia, Chic du Chien ha tenido clientes selectos como el duque y la duquesa de Windsor, que compraban asiduamente artículos para sus adorables perros de raza Pug y, más tarde, el diseñador Karl Lagerfeld, habitual de la tienda donde adquiría productos para su famoso gatito Choupette.

Creaciones exclusivas para los que aman a sus mascotas como a sí mismos.


© azureazure.com | 2016