Receta de Victoria Amory


Almuerzo De Domingo

Ana B. Remos


Un almuerzo del domingo acogedor al lado del fuego es el antídoto a una semana estresante.


La comodidad y el confort de un domingo en casa es el antídoto perfecto para una semana estresante. Estar en el hogar es estupendo, pero si encima estamos compartiendo un almuerzo informal con amigos, resulta muchísimo mejor. La clave para estar relajado es elegir un menú de baja dificultad. Para un fin de semana de ocio y gastronomía ha de haber grandes dosis de rapidez, facilidad y sentido práctico.

No me importa emplear un tiempo precioso del fin de semana alrededor de los fogones, pero sólo si va a hacer la vida más fácil durante la semana, lo que significa que de una sesión de cocina salgan dos comidas. Yo suelo usar las sobras de los magníficos almuerzos de domingo para que me duren unos días durante la semana. Si cocino, intento optimizar al máximo y elaborar recetas duplicadas para congelar una parte o al menos para mantenerlas unos días en el refrigerador.

Invitar a los amigos para comer el domingo me obliga a cocinar (algo que me gusta hacer en cualquier caso) y me hace tener un esquema mental para ese día y algunas ideas de comidas y recetas para los siguientes.

Poner la mesa en la cocina puede ser sofisticado y elegante o totalmente informal, como quieras. Personalmente apuesto por combinar: organizo el buffet en la mesa de la cocina y los invitados se sientan en el salón junto a la chimenea con las bandejas en sus regazos. El entretenimiento alrededor del fuego es fascinante.

Adoro ofrecer almuerzos de invierno para diez o veinte personas. Sobre todo en días como el Año Nuevo, el día después de Acción de Gracias o el Día de San Esteban, cuando nunca sé cuántas personas irán llegando para una comida caliente. La comodidad de sentarse junto al fuego con un plato delicioso en mi regazo, rodeado de familiares y amigos es para mí la esencia y el objetivo del arte de entretener.

Use platos y servilletas grandes para servir comida estilo buffet. No para animar a que se acumule la comida, sino para evitar que se derrame. Cuanto más grande sea el plato, menor será la posibilidad de arruinar la alfombra. Una servilleta grande que cubra sus piernas y parte de sus rodillas, siempre es una buena idea cuando está sentado en una silla baja o en el suelo. En casa, sirvo vino tinto aunque sé que la mayoría de la gente no lo hace. Mi filosofía: el domingo es un día para relajarse y disfrutar. Ponga decantadores llenos de vino blanco y tinto y jarras con Bullshots o Bloody Marys en la mesa del buffet o en los aparadores y así la gente se podrá servir con facilidad, lo que resultará más cómodo para usted y sus invitados.

Facilítese la vida, especialmente en aquellos momentos de extravagancia espontánea, pidiendo ayuda a un amigo soltero. Sé que son difíciles de encontrar, pero se sienten eternamente agradecidos por una comida casera y harán casi cualquier cosa para ser invitados de nuevo. Pedir su ayuda para organizar la barra, encender la chimenea o hacer los combinados de bebida es una brillante manera de que se hagan las cosas.

Pastel de carne tradicional

Cuando hago este pastel de carne, separo la mezcla en dos o tres partes, dependiendo de la cantidad de gente para la que cocino. A veces lo hago en moldes para pan y otras veces simplemente no le doy forma alguna. Hago una buena cantidad porque se congela muy bien. Para acentuar el sabor, sustituya una libra de cualquiera de las carnes por salchichas de carne.

Ingredientes
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla grande, cortada en dados
3 tallos de apio, cortado en dados
2 dientes de ajo, picado
6 rebanadas de pan, en dados
2 ½ tazas de salsa de tomate
1 taza de leche
1 taza de perejil, finamente picado
1 taza de queso parmesano rallado
1 cucharada de salsa Worcestershire
1 libra de picadillo de filete o redondo de ternera
1 libra de picadillo de carne de cerdo
1 libra de picadillo de pavo
½ libra de tocino
Sal y pimienta recién molida

En una sartén, caliente el aceite de oliva a fuego alto. Agregue la cebolla, el apio y el ajo y sofría hasta que estén blandos. Precaliente el horno a 350 ° F. En un tazón grande, mezcle el pan, taza y media de salsa de tomate y la leche. Revuelva para mezclar bien. Añadir el perejil, el queso, la salsa Worcestershire, las carnes y la mezcla de cebolla, sal y pimienta. Mezclar suavemente con los dedos para combinar bien. Forme una masa que se parezca a un pan grande o a dos más pequeños y coloque en una bandeja para hornear. Coloque las rodajas de tocino en diagonal para cubrir la mezcla o mezclas. Meta los extremos del tocino en la carne. Vierta una taza de la salsa de tomate por encima. Hornear durante una hora. Rocíe con un poco de la grasa de la sartén y hornee 30 minutos más. Deje reposar durante 5 minutos antes de servir. Cortar en rebanadas gruesas y servir caliente.


© azureazure.com | 2019