Gin


Príncipe de los Apóstoles, el primer gin de identidad argentina

Federico Tibytt


Ni vino malbec ni mate: gin de yerba mate es la nueva bebida que ofrece Argentina que no se elabora en ningún otro lado del mundo.


Argentina es reconocida internacionalmente por producir vinos de altísima calidad que compiten de manera directa con los mejores ejemplares europeos. Sin embargo, su tradición gastronómica también se emparenta con el consumo de gin y de ginebra debido a la enorme influencia de los inmigrantes europeos que llegaron en la primera mitad del siglo XX. Celebrando esta tradición e inspirándose en los sabores locales, el empresario y bartender Renato “Tato” Giovannonni presentó en Buenos Aires en el año 2013 el primer gin premium de identidad argentina, el Príncipe de los Apóstoles.


Giovannonni es uno de los principales especialistas en cócteles del país que, luego de haber trabajado como creador de menús y consultor para importantes bares locales y del mundo, abrió en Buenos Aires su propio local, Florería Atlántico. Ya en su primer año de vida este bar fue elegido por la prestigiosa publicación internacional Drinks International como la mejor barra de América latina y el Caribe. Solventado por su éxito internacional y por el reconocimiento en la industria, Giovannonni se embarcó en un trabajo de investigación de 24 meses que lo llevó a la receta perfecta para crear el primer gin del mercado mundial en contener entre sus ingredientes la emblemática “yerba mate”. Ésta es una planta que crece en América del Sur y cuyas hojas y ramas secas se utilizan para elaborar una infusión que tiene efectos estimulantes parecidos a los de la cafeína. Conocida coloquialmente como mate, es la bebida caliente más popular de Argentina y, junto con el vino, configuran las dos bebidas más tradicionales de ese país. De hecho, el nombre del nuevo producto de Giovannonni es un homenaje al poblado de Apóstoles de la provincia de Misiones, considerada la capital nacional de la yerba mate.

El resultado de este largo proceso de investigación es un exquisito destilado incoloro de clara presencia herbácea y con refrescantes sabores a eucaliptus, menta peperina, semillas de anís y un leve picante de pimienta blanca. Estos aromas y sabores, que le dan su identidad inconfundible, se complementan a la perfección con los ingredientes típicos de los gins europeos como el coriandro, los cítricos de piel de pomelo rosado y las infaltables bayas de enebro.

En el paladar, el Príncipe de los Apóstoles presenta buen cuerpo, de textura seca pero muy frutal, demostrando un excelente equilibrio para la preparación de cócteles tradicionales como el Martini y el clásico Tom Collins.

Sus creadores describen a este espirituoso como un gin del Nuevo Mundo, ya que se aleja de las notas típicas invernales de las bayas de enebro de los gins británicos, tomándolas sólo como base para la elaboración de destilados regionales más representativos y contemporáneos.

Desde su presentación, este nuevo producto, elaborado íntegramente en alambiques de cobre en la destilería Sol de los Andes de la provincia de Mendoza, ha gozado de una excelente aceptación en las principales barras de la Argentina y en las del Viejo Continente. Además, fue incorporado a la carta de una de las principales cadenas de restaurantes gourmet de comida argentina, Gaucho, presente en Londres, Hong Kong y Dubái.

Príncipe de los Apóstoles es una nueva experiencia en gins de alta calidad que se identifica claramente con su procedencia, respetando y honrando sus innegables raíces europeas.


© azureazure.com | 2019