Vinos


Malvasía, el vino canario que sedujo a William Shakespeare

J.M. Towers


De finos, equilibrados e intensos aromas, sabor almendrado y paladar voluptuoso, el vino Malvasía de las Islas Canarias está a la altura de los grandes vinos dulces del mundo.


Hubo un tiempo, a principios del siglo XVI, en que el vino llamado Malvasía, elaborado en las Islas Canarias, España, adquirió calidad y prestigio en todo el mundo gracias a su exportación a Inglaterra. Un auge que se debió fundamentalmente a tres hechos: la vid fue un buen cultivo para sustituir al de la caña de azúcar, cuyo mercado estaba siendo copado por la masiva producción de azúcar en América; la posición estratégica de las islas en el tránsito de navíos entre Europa, América y África, que facilitaba la exportación; y, por supuesto, la alta calidad de este vino dulce elaborado con la uva malvasía.

Vino Malvasía

Malvasía es un vino que tuvo un gran momento de esplendor antes, incluso, del auge de los vinos portugueses de Madeira y, posteriormente, de Oporto. De color entre tostado y ambarino, y con finos, equilibrados e intensos aromas, es de sabor almendrado con toques ácidos, de paladar voluptuoso y gran persistencia en la boca.

Como Inglaterra constituía el principal destino de las exportaciones, no es de extrañar que grandes escritores de la época hicieran referencia a los vinos canarios en sus escritos, como lo hizo William Shakespeare, quien los llamaba sack o canary wine. Son varias las obras en que El Bardo menciona los vinos elaborados con uva malvasía. Por ejemplo, en Enrique IV (Segunda parte, acto II, escena IV), Mistress Quickly dice a Doll Tearsheet: “Por mi fe que habéis bebido demasiado vino canario, un vino maravilloso y penetrante que perfuma la sangre antes de que se pueda decir: ¿qué es esto?”.

Vino Malvasía

El vino Malvasía también ha sido alabado por personajes ilustres como el monarca Carlos III de España, escritores geniales como Walter Scott, Robert Louis Stevenson y Lord Byron, o el compositor Giuseppe Verdi.

Se cree que la uva canaria malvasía proviene de Madeira, donde fue plantada por orden del noble portugués Enrique el Navegante, quien ordenó importar la variedad desde la isla de Creta. Llega a la isla portuguesa alrededor de 1427, y a Canarias casi un siglo después. Con los años se desarrolló su cultivo y la elaboración de excelentes vinos canarios que apreciaban los navegantes en sus viajes, pues no se estropeaban con el salitre, la humedad o el continuo vaivén de los barcos.

Vino Malvasía

En fechas más recientes, algunos bodegueros canarios revivieron el cultivo intensivo de la uva malvasía. Su empeño y dedicación ha dado sus frutos, y actualmente el vino Malvasía de Canarias está a la altura de los grandes vinos dulces y ha recuperado su alto prestigio de antaño.

Estos son tres malvasías canarios muy recomendables, que se sitúan entre los mejores vinos dulces del mundo: Malvasía Carballo, de la isla La Palma; Malvasía Teneguía, también de La Palma, una joya de Bodegas Teneguía; y Malvasía Bermejo, elaborado en la isla de Lanzarote. Vinos que resultan deliciosos compartidos con quesos cremosos y foies, o como bebida digestiva después de una opípara comida.

Artículos relacionados:

Vega Sicilia Único, el mejor vino de la Ribera del Duero de Valladolid, España

Vinos Marqués De Vargas: Un Orgullo Español

Vinos de Rioja

 


© azureazure.com | 2019