Memorias


Winston Churchill descrito por su hija

Ana B. Remos


En sus memorias recientemente publicadas, Mary Soames, hija de Winston Churchill, habla de su padre con amor y una devoción sin igual.


 

Soames es su apellido de casada tras contraer matrimonio en 1947 con el héroe de guerra, político conservador, diplomático y último gobernador de la actual Zimbabwe, el fallecido Sir Christopher Soames. Del matrimonio nacieron cinco hijos y cuentan en la actualidad con 10 nietos.

Mary Churchill (1922), a sus 90 años, la hija menor de Winston Churchill y Clementine, su esposa, es la única hija del matrimonio que vive en la actualidad, debido a la gran diferencia de edad que se llevaba con sus cuatro hermanos, añadiendo ello mayor valor a sus memorias. Con el libro A Daughter’s Tale: The Memoir of Winston Churchill’s Youngest Child, publicado en los Estados Unidos por Random House, Mary Soames recuerda su vida hasta sus 25 años de edad. Se palpa en cada página el cariño con el que recuerda a su padre, líder inglés de la Segunda Guerra Mundial y personaje político con innegable influencia en su época. Sus relatos están llenos de calor humano, ofreciendo al lector una faceta desconocida del político que mucha veces fue considerado de carácter frío y duro en su trato.

La narración incluye recuerdos en su adorada Londres, donde tenían casa en la exclusiva Downing Street, y sus escapadas a la casa del campo en Kent, casa que Churchill nombró Chartwell Manor y que en la actualidad es el Museo que lleva el nombre del político.

Su niñez fue diferente al resto de los niños ingleses de los años veinte del siglo pasado, algo que ella siempre supo y sus padres le hicieron valorar. No faltaban todo tipo de juguetes y ropas hechas a medida por los mejores costureros ingleses y se movían en un círculo social privilegiado, llegando Mary a conocer a personajes tan diferentes entre sí como Stalin, Lawrence de Arabia, Charlie Chaplin y un largo etcétera.

Parte de sus memorias son los trozos de cartas que le eran escritas por sus padres y diarios que Mary iba escribiendo a lo largo de los años, nunca con la intención inicial de publicarlos. Pero ésta no es la primera vez que Mary Soames publica un libro de memorias. En 1979 ya lo hizo sobre su madre Clementine, libro que fue aclamado por la crítica y en el que se desvelan secretos familiares nunca sacados a la luz, como la muerte de su hermana Marigold a los tres años de edad, algo que marcó de por vida a la familia entera, especialmente a Clementine.

La cercanía de sus relatos hace olvidar muchas veces el peso político que su padre llegó a poseer o que la propia Mary posee el título de Rt. Hon. Baroness Soames, LG, DBE, FRSL. Es, junto a Margaret Thatcher, las dos únicas mujeres no pertenecientes a la realeza que poseen el título de Lady. La Reina Isabel II se lo confirió en 2005.

El lector se encuentra ante un libro que no es sólo un relato de memorias, es un libro de un valor histórico excepcional, que detalla con precisión detalles de la vida privada de Winston Churchill que nunca se han conocido y que permiten conocer mejor la toma de decisiones que fueron decisivas para la Gran Bretaña de aquel entonces.

 


© azureazure.com | 2019