Art Basel Miami Beach


Noah Horowitz

Jesús Rosado


Entre las tareas por desempeñar, ahora el nuevo director de Art Basel de Miami Beach tendrá justamente la encomienda de consolidar los nexos ya establecidos con las galerías, instituciones, coleccionistas y artistas con participación habitual, más la de atraer nuevos intereses e introducir novedades y presencias inéditas que fortalezcan el liderazgo de la feria en la región.


La Feria Art Basel en Miami Beach ha estrenado este año un nuevo director. Se trata de Noah Horowitz, de 35 años, doctorado en Historia del Arte y ex director por cuatro años del Armory Show de New York, feria célebre por su diversidad y nivel de organización. La experiencia acumulada por Horowitz como gestor de este evento y la amplia red de relaciones públicas que ha logrado establecer, le otorgan ventajas como directivo de la mayor celebración de las artes visuales de las Américas.

Horowitz se une así al Comité Ejecutivo de Art Basel dirigido por Marc Spiegler a nivel global, junto a Adeline Ooi, Director de Asia; Marco Fazzone, Director de Recursos y Finanzas; y Patrick Foret, Director de Iniciativas de Negocios.

Entre las tareas por desempeñar, ahora el nuevo director de Art Basel de Miami Beach tendrá justamente la encomienda de consolidar los nexos ya establecidos con las galerías, instituciones, coleccionistas y artistas con participación habitual, más la de atraer nuevos intereses e introducir novedades y presencias inéditas que fortalezcan el liderazgo de la feria en la región. “Voy a trabajar con las galerías e instituciones desde Canadá hasta América del Sur; Art Basel Miami Beach tiene un mercado enorme por conquistar y debe fortalecer lo ya ganado”, han sido las palabras del joven director en referencia al más cercano desafío de su carrera profesional.

Horowitz ha expresado su compromiso de ampliar el alcance de la edición de Basilea en Florida, tanto a nivel global como local. Para él, la feria y la ciudad sede “van madurando juntos”, refiriéndose evidentemente a la influencia recíproca entre el progreso del evento y el desarrollo del contexto urbano. Sin embargo, hay una cuestión concreta de infraestructura que le tocará afrontar a Horowitz tan pronto clausure la edición de la feria de este año, y es lo referente al proyecto de remodelación del Centro de Convenciones de Miami Beach, cuya inversión se estima que asciende a US$592 millones. Una monumental obra de reconstrucción y renovación que abarca 426.720 metros cuadrados de instalaciones, un nuevo parque, áreas verdes y cientos de estacionamientos.

La primera fase se iniciará poco después del cierre de la Feria de este año. La renovación del edificio, de 58 años de antigüedad, y de su entorno para compatibilizarlos a los estándares del siglo XXI no estará terminada hasta el 2018, pero el objetivo es culminar la mayor parte para la edición de la feria en el 2017.

Mientras tanto, Horowitz está en conversaciones con los directores de museos de Miami para encontrar maneras en que la feria pueda contribuir significativamente” a la labor de cada sede cultural citadina, intentando establecer una interrelación institucional que pudiera convertirse en floreciente tradición para la urbe miamense. Un ejemplo será la colaboración con el Bass Museum of Art , que permite a las esculturas de gran escala creadas para la sección pública de la feria mantenerse en el sitio hasta enero. Él también aprovechará su experiencia en la dirección de la experimental Feria de Arte VIP del 2011, para ayudar a diseñar una presencia competitiva de Art Basel en la red digital.

El nuevo promotor del Art Basel de Miami proviene, como ya mencionamos, del Armory Show, una feria emblemática de Nueva York, reconocida entre las más importantes de Estados Unidos. Desde el 2012 hasta julio del 2015, la gestión de Horowitz ayudó a revitalizar el desempeño de la feria neoyorquina. Pero para algunos observadores el dilema estriba ahora en si el desplazamiento de Horowitz hacia Basel Miami no pudiera convertirse en una mala estrategia competitiva, pues al debilitarse el Armory Show se robustece Frieze New York, la feria que justamente se considera el principal rival de Art Basel en Estados Unidos.

Marc Spiegler, el director global de Art Basel, ha reconocido lo que significa efectivamente la salida de Horowitz para la estabilidad del Armory Show, sin embargo, no ve impacto desventajoso en relación a la competencia de sus ferias con los eventos de Frieze. Al respecto ha dicho: “Cuando hacemos tales contrataciones fundamentales, puramente parten de la búsqueda de la mejor persona para la gestión de Art Basel, sin tomar en cuenta las posibles repercusiones para otras ferias”.

Lo cierto es que si el nombramiento del nuevo liderazgo de Horowitz ha desencadenado este tipo de especulaciones, es porque hay un hecho más que claro: es el panorama de las artes en el sur de la Florida el que ha salido ganando, porque todo parece indicar que la Ciudad del Sol seguirá siendo sede de la feria más cool del continente americano.


© azureazure.com | 2019