Galería Buzzart, en Wynwood, Miami.


Javier Velasco

Ana B. Remos


Precipitados es una muestra que reflexiona sobre los retos a los que se enfrentan los artistas contemporáneos y que suelen conducir al “suicidio artístico”.


El suicidio es el tema que el artista español Javier Velasco (Cádiz, 1963) presentó en Miami bajo el nombre Precipitados, una exposición de instalaciones, fotografía y pintura.

La muestra pretende acercar al espectador a un tema que suscita enconados debates y que, como mínimo, se cataloga como “fuerte”. Un suicidio metafórico desde una visión reflexiva e irónica. “Propone al espectador un insólito acercamiento al proceso de creación del artista de hoy, una reflexión limpia y lúcida, despojada de todo artificio, sobre los deseos y sueños frustrados de todo creador”, lee el ensayo de apertura, “sin carga de amargura ni dramatismo”.


JAVIER VELASCO. Skyfall Convention Center Miami Beach, 2013.

La narrativa de la exposición podría considerarse dramática, pero no trágica: Se refiere a los numerosos problemas que afronta el artista para colocar su obra en el mercado en la actualidad. Esa situación, metafóricamente, le “fuerza a morir por amor al arte; le lleva al suicidio artístico”.

La muestra contiene 12 piezas inéditas. El artista ha pintado directamente en acrílico a partir de fotografías tomadas de vistas satelitales de los principales museos de arte contemporáneo, fundamentalmente, el Museo Reina Sofía de Madrid y el Guggenheim de Bilbao.

Velasco “capta la atención del espectador con lienzos de grandes dimensiones en los que se contempla al propio artista precipitándose al vacío sobre espacios relacionados con el mundo del arte, como museos o galerías de prestigio mundial”.


JAVIER VELASCO. Skyfall Museo Arte Contemporaneo de Sevilla, 2009-2011.

Por eso he apuntado que hace una “utilización” del tema del suicidio, ese enorme leitmotiv del romanticismo. Los románticos fueron quienes enfrentaron el tema del suicidio ¡con valor!; algo que hicieron también, con dignidad, los existencialistas. Pero aquí no hay ni lo uno ni lo otro. Velasco lo que pretende es llamar la atención.

Y es que “el arte auténtico es siempre una forma de precipitarse al vacío”, de asumir “en soledad riesgos y nunca saber cómo va a ser aceptada tu obra”, según ha apuntado el autor.

Tanto en la información difundida a los medios de comunicación como en las citas de las palabras del autor se percibe un interés por “minimizar” las connotaciones de la presencia del tema del suicidio. De ahí que en todo momento se puntualiza (demasiado) que se trata de suicidio “metafórico”. Es posible que los organizadores quieran evitar que se les acuse de conminar al suicidio.


JAVIER VELASCO. Internal Skyfall Art Basel Miami Beach, 2013.

No obstante, es interesante su reflexión sobre el suicidio: “Cuando uno se precipita de esta manera metafórica al vacío soñado, también se precipita hacia su mundo interior”. De ahí que quien sobrevive al suicido, pueda “renacer” con una nueva narrativa. Y, por supuesto, la idea de la fragilidad del arte y de la vida que se encuentra presente especialmente en la capacidad divina que tiene el hombre para acabar con su vida, para precipitarse al vacío.

Sin embargo, a pesar de la utilización del tema del suicidio, en su presentación se ha afirmado que “en ningún caso esta exposición es una apelación al suicido. ‘No hay drama, todo tiene un matiz irónico o divertido’, apuntó Velasco.

La exposición fue en la galería Buzzart, en Wynwood, Miami. La obra de Javier Velasco ha estado con anterioridad en Miami: en el contexto de Art Basel Miami 2012 presentó El séptimo círculo en el Centro Cultural Español.


© azureazure.com | 2019