Helsinki Museo


Ernesto Neto

Federico Tibytt


La nueva muestra del artista brasileño en el Museo de Arte Contemporáneo de Helsinki (KIASMA) pone en contacto al público europeo con el encanto naif de las culturas perdidas del Amazonas profundo.



Ernesto Neto.Ernesto Neto, uno de los artistas brasileños más importantes de la actualidad, se presenta en el Museo de Arte Contemporáneo de Helsinki (KIASMA), hasta el 4 de septiembre, con una impresionante exposición protagonizada por gigantescos tejidos de múltiples colores que trasladan el paisaje de la selva amazónica al corazón de la capital finlandesa. Una experiencia significativa que se propone incentivar la reflexión del visitante sobre el entorno que lo rodea.

Para Neto, una obra de arte no cumple su total cometido sin la participación activa del espectador. Es por este motivo que sus exposiciones recrean, en ambientes de apreciable magnitud, una estética rica en texturas, aromas y estímulos sonoros. El objetivo principal del creador es propiciarle al público la posibilidad de conectarse sensorialmente con la obra.

En el caso de la propuesta en el KIASMA, Neto basó el concepto del diseño espacial en la forma de la cabeza de la boa-constrictor, motivo por el cual la exposición lleva el nombre de Boa.



Arriba: Flora
Abajo: Vista general del salón principal de la muestra.

En el salón principal del quinto piso del museo se instaló un nutrido conjunto de tejidos multicolores colgando del techo junto a un gigantesco recinto cerrado en forma de cabeza de serpiente, cuya estructura se confeccionó con los tejidos de crochet que componen casi la totalidad de la obra. Al ingresar a esta suerte de tienda, el visitante entra en un espacio confortable de tonos rojizos, decorado con pequeños cojines y asientos para contemplar la obra de manera reposada.

A su vez, la enorme tienda se apoya sobre otros tejidos colocados en el piso del salón que representan simbólicamente la masa de agua que forma parte del fascinante ecosistema en la selva amazónica donde radica la cultura Huni Kuin, singular comunidad en la cual el artista se inspiró para concebir su obra.

Esta tribu indígena que habita en la región limítrofe entre Brasil y Perú es una comunidad que fundamenta su estilo de vida en la búsqueda constante de estados de bienestar espiritual, al que según ellos, sólo es posible llegar mediante la conexión con la naturaleza y a través de la meditación.



Arriba: Interior
Abajo: Hamacas colgantes


En otras secciones de la muestra se pueden apreciar esculturas en forma de serpientes, hamacas colgantes y, decorando los enormes ventanales, larguísimos tejidos que aportan un interesante juego de luces y colores. En todo momento, el conjunto insiste en comunicar la visión del artista sobre la vida social y la relación con la naturaleza de las comunidades Huni Kuin.

Los numerosos tejidos que componen el proyecto fueron realizados a mano en los talleres del artista en la ciudad de Río de Janeiro y, una vez trasladados a Finlandia, fueron instalados por el propio Ernesto Neto junto a un grupo de colaboradores.


Ernesto Neto durante el proceso de instalación.


Por su importancia y vistosidad, es una muestra que merece la pena ver, no sólo porque es una valiosa oportunidad de conocer a fondo las originales técnicas de tejido desarrolladas por uno de los más prominentes talentos del arte latinoamericano contemporáneo, sino porque también pone en contacto al culto público europeo con el encanto naif de las culturas perdidas del Amazonas profundo.


© azureazure.com | 2019