Graffitis en Hong Kong


Van Gogh Regresa

Ana B. Remos


La obra del artista chino que llenó las calles de Hong Kong de graffitis y que fue rechazado por ser considerado una molestia pública, es hoy revalorizada.


La colección permanente del museo contiene obras que representan todos los períodos de la obra de Vincent Van Gogh (1853-1890). Incluye 200 pinturas, 400 dibujos y documentos (alrededor de 700 cartas). Además de las obras de Van Gogh, el museo cuenta con una colección de grabados japoneses que le perteneció al artista y con una colección de arte del siglo XIX, del impresionismo y postimpresionismo; autores que se inspiraron en la obra de Van Gogh y viceversa. Entre estos autores que completan la colección permanente del museo se encuentran Gauguin, Manet, Monet, Pissarro, Rodin, Seurat, Signac y Toulouse-Lautrec.

El museo abrió en 1973 con la colección que perteneció a Theo van Gogh, hermano del artista. Se ha ido enriqueciendo con nuevas adquisiciones (gracias a la colaboración de patrocinadores) y con préstamos a largo plazo de otras instituciones. La financiación para su funcionamiento es estatal, y las obras de la colección familiar se encuentran “en depósito”.

El gran mérito de que conozcamos la obra de Van Gogh, probablemente se lo debamos agradecer a su médico. Van Gogh vendió dos pinturas en toda su vida pero su médico, Paul-Ferdinand Gachet, fue capaz de ver su enorme talento y su excepcionalidad. Por esa razón conservó muchas de las obras. Atendió a Van Gogh en los meses previos a su suicidio en 1890.


VINCENT VAN GOGH. Autoretrato como artista, 1887-1888.

La exposición tiene el interés de mostrar la evolución del artista en 10 años. Se organiza de manera cronológica para dar idea de la progresión, comenzando con sus primeros dibujos experimentales hasta sus pinturas que, posteriormente, han sido más reconocidas. “Pretende dar una idea de la forma de trabajar entre pinturas, obras sobre papel, cartas y objetos personales del pintor así como sus cuadernos de bocetos, tubos de pintura y la única paleta ‘superviviente’ de Van Gogh, que pertenece al Museo d’Orsay”.


Van Gogh en el trabajo
contiene 145 pinturas y bosquejos. Entre las piezas que se exhiben: dos versiones de la serie Girasoles, un retrato que se conoce bajo el título de La berceuse o Mujer en una mecedora. Junto a estas tres pinturas, se expone una copia de una carta de Van Gogh en la que indicaba cómo debían ser expuestas: el retrato en el centro y las dos pinturas de los girasoles a los lados. Las tres piezas pertenecen a diferentes museos, de modo que se encuentran en la posición indicada por el autor de manera excepcional.


VINCENT VAN GOGH. Los comedores de patatas, 1885.


Van Gogh en el trabajo
se encuentra a disposición pública hasta enero del 2014. Desde la página web del museo es posible hacer una visita virtual.


© azureazure.com | 2019