Cuerpo y alma


Pilates: el origen y las claves de este exitoso método

Santiago Martín Pazos


El método Pilates centra la atención en los músculos posturales centrales que ayudan a mantener el cuerpo humano equilibrado y proporcionan apoyo a la columna vertebral.


Joseph Pilates (1883-1967) comenzó a desarrollar su sistema integral de ejercicio físico como una manera de mantenerse en forma durante su internamiento en un campo de concentración británico en la Primera Guerra Mundial. Más tarde su método se utilizó para mejorar la rehabilitación de los soldados heridos.

Con un fuerte énfasis en el fortalecimiento de los músculos, los estiramientos y el equilibrio de los músculos de base, Pilates se hizo muy popular entre bailarines y gimnastas. Hoy en día, desde los atletas profesionales a las amas de casa, pasando por las mamás, se interesan por este singular método de entrenamiento físico.

Cuando era niño, Joseph Pilates sufría de enfermedades respiratorias y fiebres reumáticas, lo que lo convirtió en una persona débil e incapaz de participar en actividades extenuantes. A medida que fue creciendo, su objetivo fue crear un sistema de ejercicios que se centrara en el uso de la mente para controlar los músculos.

Pilates
Foto: Marcin Balcerzak / 123RF Stock Photo.

Pilates incorporó con éxito esta nueva metodología en sus hábitos de entrenamiento, y pronto se convirtió en un consumado boxeador, luchador y gimnasta.

Los principios de Pilates

Pilates centra la atención en los músculos posturales centrales que ayudan a mantener el cuerpo humano equilibrado y proporcionan apoyo a la columna vertebral. El método enseña a tomar conciencia de la amplitud y la alineación de la columna vertebral, para fortalecer así la profundidad del torso y de los músculos abdominales.

CENTRARSE
Sacar hacia fuera la energía del torso central ayuda a todos los músculos del cuerpo a funcionar de forma más eficiente.

CONCENTRARSE
Debes concentrarte en la totalidad de tu cuerpo para ejercitar movimientos suaves. Si te concentras mientras haces los ejercicios, desarrollarás una mayor conciencia de las respuestas corporales.

CONTROLAR
Nada en el método Pilates es casual. Hay que tener el control de todos los aspectos de cada movimiento. Una vez que se aprende a controlar todo el cuerpo, se está en mejores condiciones para llevar a cabo los movimientos.

RESPIRAR
Las inhalaciones y exhalaciones profundas ayudan a activar los músculos y mantenernos enfocados.

PRECISION
Cada movimiento tiene un propósito y un lugar. Hay que tomarse el tiempo y el cuidado de ser lo más preciso como sea posible con los movimientos, para obtener mejores resultados.

FLUJO
El método Pilates se debe realizar con fluidez y gracia.

BENEFICIOS

Mejora la sinergia
Mejora la postura
Mejora la flexibilidad
Acondiciona la parte central
Alivia el estrés

Si estás tratando de deshacerte de esos kilos de más en el verano, estos sencillos ejercicios basados en la filosofía de Pilates se pueden hacer cómodamente en casa.

CENTRAR LA COLUMNA (3 series de 10 repeticiones)
Acuéstate boca arriba, con las rodillas dobladas y la planta de los pies descansando sobre el suelo. Extiende los brazos bien rectos a los lados de tu cuerpo y coloca las palmas hacia abajo. Empuja tu ombligo hacia la columna vertebral y respira profundamente mientras centras tu columna. Exhala y repite.

PRINCIPIANTE NUMERO CIEN (3 series de 10 repeticiones)
Acuéstate boca arriba, colocando las piernas y los brazos del mismo modo que en el ejercicio anterior. Levanta la cabeza y los hombros de la colchoneta. Tira de la barbilla hacia el pecho, empuja el ombligo hacia la columna y levanta tus brazos arriba y abajo unos 12 centímetros mientras respiras. Repite el mismo movimiento mientras exhalas. Mantén la cabeza y los hombros arriba durante todo el ejercicio.

EL TICK TOCK DEL PRINCIPIANTE (3 series de 10 repeticiones)
Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies elevados a poco más de la altura de la rodilla. Coloca los brazos estirados a los lados, a la altura del hombro. Con las piernas juntas, rueda tus caderas hacia un lado, tocando casi la colchoneta con la rodilla exterior. Después, usando los músculos de base, levanta las piernas hasta la posición media, rueda tus caderas hacia el lado opuesto, de nuevo casi tocando el tapete con tus rodillas. Mantén las rodillas dobladas y la parte superior del cuerpo estable durante todo el ejercicio.

Artículos relacionados

Técnicas deportivas de moda: empieza el año en forma

Practicar yoga alrededor del mundo

Conoce el yoga nidra y sus grandes beneficios


© azureazure.com | 2019