Cuerpo y Alma


Alimentos naturales para lucir un cutis radiante

Dr. Luiza Petre


La piel más hermosa se construye de adentro hacia afuera. Es lo que comemos, y no las cremas que compramos, lo que hace una gran diferencia en nuestra piel y en nuestro cutis.


Si deseas lucir un cutis radiante y sano, todo lo que necesitas lo puedes encontrar en el supermercado, ya que está demostrado que una buena alimentación nutre y mejora la piel de adentro hacia afuera. Algunos alimentos naturales tienen poderosos ingredientes que mantienen la piel suave y lisa y ayudan a combatir las arrugas.

Si bien toda mujer necesita utilizar ciertos productos para el cuidado de su piel, nunca debe olvidar que la belleza viene de adentro. De hecho, lo que comes puede ser tan o más importante que las lociones y cremas que aplicas sobre tu piel.

dra luisa petre, alimentos ricos en vitaminas, proteínas, líquidos hidratantes, aceites esenciales, consejos para mantener la piel tersa, piel sana, consejos de nutrición, secretos de cosmética natural
Las zanahorias contienen beta-caroteno, un antioxidante que ayuda al desarrollo de las células cutáneas para tener una piel tonificada.

Nuestras células cutáneas envejecen continuamente. Sin embargo, continúan renovándose con regularidad a través del proceso de división celular, en el cual las células más viejas se desprenden y son reemplazadas por otras nuevas. Típicamente, las células de la piel que producen colágeno -llamadas fibroblastos– se dividen aproximadamente 50 veces. Una vez que la célula llega a este punto final, entra en una etapa en la que ya no se divide más y muere. Por lo tanto, es crucial nutrir las células de la piel con ingredientes beneficiosos para prevenir daños prematuros y para prolongar su vida, y al mismo tiempo estimular a las células jóvenes a crecer rápidamente y en forma saludable. Tal vez no podremos detener el envejecimiento, pero una buena dieta (y un sano estilo de vida) ayuda a que su piel se vea mejor. Y es por eso que hemos hecho un compendio de varios alimentos que son buenos para su salud en general, y para su piel en particular.

Alimenta el cutis con vitaminas

Las frutas y verduras contienen poderosos antioxidantes que ayudan a proteger la piel contra el daño celular causado por los radicales libres. Está científicamente comprobado que la vitamina C es un antioxidante necesario para que una piel dañada luzca radiante, sana y libre de manchas. Las mejores fuentes de esta vitamina son el brócoli, el kiwi, la naranja, la papaya y las fresas. Por otra parte, según una investigación publicada en la revista especializada en dermatología cosmética Clinics in Dermatology, la col rizada (kale) es otro súper alimento que te ayudará a lucir más bella. Una sola taza de col provee cerca de un 134% del requerimiento diario de vitaminas C y A, poderosos reafirmantes de la piel.

Estos alimentos ricos en vitamina C son esenciales para producir colágeno, la base estructural de la piel.

Pero también hay otras vitaminas que pueden proteger a la piel del daño o “estrés oxidativo” y estimular un desarrollo cutáneo sano. La vitamina E actúa como un antioxidante que ayuda a resguardar las células de los rayos UV y de otros factores ambientales que generan radicales libres. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Experimental Dermatology, consumir semillas de girasol puede contrarrestar los daños provocados por los radicales libres (con 28 gramos se suple un 37 por ciento de las necesidades diarias). Las almendras también tienen un alto contenido de vitamina E y son potentes bloqueadores solares. Otros alimentos naturales ricos en vitamina E incluyen el aguacate, las avellanas, los piñones y el aceite de maíz.

dra luisa petre, alimentos ricos en vitaminas, proteínas, líquidos hidratantes, aceites esenciales, consejos para mantener la piel tersa, piel sana, consejos de nutrición, secretos de cosmética natural
Las fresas son una excelente fuente de Vitamina C.

El beta-caroteno, que se encuentra en la calabaza, la zanahoria y la batata. Es otro potente antioxidante, necesario para el desarrollo normal de las células cutáneas y para una piel tonificada. El cuerpo convierte el beta-caroteno en vitamina A, que es esencial para el crecimiento de células de la piel. Media taza de calabaza cocida contiene casi el 400 por ciento del requerimiento diario de vitamina A.

Proteínas

El colágeno y la elastina son las proteínas encargadas de mantener la piel tersa y menos arrugada. Los alimentos ricos en proteínas nos ayudan a nutrir las células y a promover su crecimiento y desarrollo. Una buena fuente es la carne de vaca alimentada con pasto, que nos provee cerca de 30 gramos de proteína por cada ración de 900 gramos. Pero las personas que consumen abundantes cantidades de proteína, ya sea de carne, pollo, legumbres o huevos, deben cuidarse, porque si comen más de lo necesario, su cuerpo las convertirá en grasa.

Líquidos y flavonoides

Tomar agua es una de las mejores cosas que puedes hacer para mantener tu piel radiante. En efecto, el agua mantiene la piel hidratada, lo que la hace lucir más tersa. También ayuda a que las células absorban nutrientes y eliminen toxinas. Es importante recalcar que una leve deshidratación provoca que tu piel se vea seca, cansada y un poco gris. Además, puedes agrega una dosis diaria de flavonoides bebiendo té negro, verde o blanco, ya que ayuda a proteger la piel contra los rayos UV, además de hidratarla y mejorar su aspecto general.

Aceites esenciales

Nos guste o no, el cuerpo necesita grasa. Los aceites Omega 3 y Omega 6 son grasas saludables que conforman una barrera natural en la piel que evita la sequedad. Estos son ácidos grasos esenciales, lo que significa que no pueden ser producidos por el organismo y por lo tanto deben obtenerse a través de la dieta. Comer un poco de pescado graso a la semana -como salmón, sardinas y atún- incrementa los niveles del ácido graso Omega 3 (llamado DHA), un potente anti-inflamatorio. Además, es aconsejable consumir nueces, ya que son el único tipo de fruto seco que contiene una cantidad significativa de un ácido llamado alfa-linolénico, rico en Omega 3, algo especialmente recomendable para los vegetarianos que no consumen pescados. También hay otros alimentos que son buenas fuentes de ácidos grasos Omega 6, como el aceite de cártamo (o alazor), el aceite de soja, el aceite de oliva, las nueces y los cacahuates. ■

DR. LUIZA PETRE: Cardióloga y directora médica de tres clínicas de Medi-Weightloss®, especializadas en programas de pérdida de peso supervisada por médicoa. Vive y práctica en Nueva York. www.mediweightloss.com

© azureazure.com | 2019