Diseño interior.


Mitchell: artesanales y tecnológicas mesas de billar

Mary Elizabeth Collins


Las ultra modernas y artísticas mesas que sirven para entretenerse y para decorar su casa.



Una mesa de billar puede llegar a ser mucho más que un entretenimiento y convertirse en una lujosa pieza decorativa que lucirá en su hogar de forma única, sobre todo si está construida con los mejores materiales que puedan encontrarse en el mercado y si sus diseños se destacan por su exclusividad, originalidad y osadía.

Así son las mesas de billar fabricadas por Mitchell, una de las firmas más prestigiosas de los Estados Unidos, que muestra en su amplio catálogo una atractiva colección de mesas para jugar al billar que encandilan y gustan por igual gracias a sus diseños y a sus detalles de calidad.

Hace ya casi medio siglo que Ed Mitchell comenzó su carrera en la industria del billar. En 1979, después de obtener una sólida formación y experiencia, se estableció en Clearwater, ciudad ubicada en el condado de Pinellas, Florida. Mitchell fue el precursor de unas mesas que inmediatamente se destacaron por su excelente mano de obra y diseño, pues desde un principio tuvo muy claro que él quería crear una línea de productos diferentes y exclusivos que llamaran la atención de una clientela deseosa de poseer algo más que una simple mesa para jugar al billar.

Con el tiempo, el compromiso inquebrantable de Ed Mitchell con la calidad atrajo a un modélico grupo de artesanos que, con dedicación, experiencia y excelencia, comenzaron a concebir mesas fabricadas ciento por ciento a mano con maderas nobles y materiales únicos, para mostrar que la excelencia no es simplemente un objetivo, sino también un requisito.

Hoy por hoy, la compañía familiar Mitchell es uno de los grandes fabricantes estadounidenses de mesas de billar artesanales, con garantía de mano de obra y de materiales de por vida para el comprador.


Además, sus destacados modelos Contemporary, Ultra Modern, Mid Century Modern, Chrome, Industrial, Art & Glass y Stainless Steel se construyen siempre por encargo y pueden ser fabricados a medida y con los materiales elegidos por el cliente. Para su realización, se utiliza el paño más caro, y en diversos colores, para el tapete de juego; acero inoxidable, vidrio templado extra grueso y maderas nobles como caoba, nogal, arce y cerezo.

Por otra parte, las mesas se pulen, se barnizan y se pintan completamente a mano, y no duden que cualquier problema que surja será subsanado inmediatamente por su equipo post-venta. Asimismo, la firma se compromete a fabricar mesas de billar totalmente personalizadas en el caso de que ninguno de los modelos existentes en su colección se ajuste a los gustos del comprador.

Como curiosidad, el nivel tecnológico y la innovación a la que ha llegado Mitchell se refleja en detalles como la iluminación LED, que le proporciona un aire elegante y vanguardista a las mesas.

Definitivamente, Mitchell cumple una doble función: entretenerlo y decorar su sala como si fuera una obra de arte.


© azureazure.com | 2019