Casas


La casa más cara vendida en Estados Unidos está en Nueva York

Garrin Evan


La venta de este apartamento de lujo en Nueva York acaba de romper el récord del país de la vivienda más cara jamás vendida. No vas a creer el precio de esta propiedad adquirida por el multimillonario Ken Griffin.


Cuando se trata de comprar una casa de lujo, muy pocas personas pueden compararse con las ambiciones del administrador de fondos de cobertura multimillonario Ken Griffin. El residente de 50 años de edad de Chicago tiene un patrimonio neto estimado de casi US$ 10.000 millones, y últimamente parece que tiene la misión de gastar la mayor cantidad de su fortuna posible en compras de propiedades de primera calidad.

Más recientemente, Griffin compró un apartamento de un ático de 23,000 pies cuadrados que ocupará cuatro pisos del nuevo rascacielos en 220 Central Park South en Manhattan. El precio inicial para la nueva casa de Griffin era de US$ 250 millones, aunque este astuto hombre de negocios pudo negociar esa cantidad y logró bajar el precio al friolero monto de US$ 238 millones.

220 Central Park South
El edificio 220 Central Park South en Manhattan, Nueva York.

Sin embargo, y a pesar del “descuento”, esta compra rompió el récord de la casa más cara jamás vendida en Estados Unidos. El récord anterior fue la propiedad de 137 millones de dólares que Barry Rosenstein, otro gestor de fondos de cobertura, compró en The Hamptons.

La nueva casa de Griffin aún no está terminada, ya que el edificio en el que se encuentra todavía está en construcción. Pero eso no le ha impedido a él ni a otros compradores adinerados invertir en viviendas en 220 Central Park South, ya que el músico Sting también compró recientemente una unidad en el mismo edificio.

Las millonarias casas de Griffin

Esta compra hecha en Manhattan puede sorprender pero no está muy lejos de la primera adquisición de bienes raíces residenciales de Griffin, ya que también compró una casa de US$ 122 millones en Londres solo unos días antes de la compra del penthouse en Manhattan. La mansión de Griffin en Londres tiene más de dos siglos de antigüedad, y sus 20,000 pies cuadrados de lujo incluyen una piscina, un amplio gimnasio y una enorme bodega subterránea.

Griffin’s $122 million London home
La casa de Griffin en Londres, de US$122 millones.

Además, Griffin tiene el récord de la casa más cara jamás comprada en el área de Chicago, ya que se hizo propietario de un apartamento de US$ 58.75 millones en el ático del edificio No. 9 Walton, en noviembre de 2017. La propiedad abarca los cuatro pisos superiores y tiene 25.000 pies cuadrados del edificio. Y esta compra superó el récord anterior de US$ 19.5 millones de la compra de bienes raíces residenciales más cara en la historia de Chicago.

 

The No. 9 Walton building in Chicago
El edificio No. 9 Walton en Chicago.

Otras propiedades valiosas

No todas las propiedades de Griffin están ubicadas en el centro metropolitano, ya que recientemente también invirtió casi US$ 250 millones en una finca de 12 acres en la zona de multimillonarios de Palm Beach, Florida. Ubicado a pocas cuadras del famoso Club Mar-a-Lago del presidente Donald Trump, los planes de construcción de la propiedad de Griffin en Palm Beach están actualmente en suspenso, ya que Griffin recientemente cambió de opinión con respecto a qué tipo de casa quiere construir en ese enorme terreno.

Dicho esto, Griffin ha gastado más de US$ 750 millones en bienes raíces residenciales desde 2012. Aunque esta es una cantidad asombrosa de dinero para que cualquiera la gaste en propiedades residenciales, especialmente en un lapso de solo siete años, todavía representa un poco más de la mitad de las ganancias de Griffin en 2014, que fue de supuestamente unos US$ 1.3 mil millones .

Un atributo común de todas las propiedades inmobiliarias de Griffin es que es extremadamente difícil encontrar información sobre los interiores de cualquiera de ellas. Griffin es claramente un hombre que disfruta de ocultar la intimidad de sus propiedades, y ciertamente tiene los medios financieros para mantener este nivel de privacidad.

Inversiones en arte, otro hobby de Griffin

Además de sus propiedades inmobiliarias, Griffin también es un aficionado al arte con un impresionante colección de obras raras y valiosas. Desde 1999, ha adquirido pinturas de Paul Cézanne, Jasper Johns, Willem de Kooning, Gerhard Richter y Jackson Pollock. Se dice que pagó alrededor de US$ 700 millones en total por las cinco piezas.

En otro impresionante récord, la compra de Griffin en 2016 de las obras de Pollock y de Kooning por US$ 500 millones es la compra de arte más valiosa de la historia. Los US$ 300 millones que gastó en el ‘Intercambio’, de Willem de Kooning, la convirtieron en la pieza de arte abstracto más costosa de la historia.

Kooning’s “Interchange”
En 2016, Griffin compró esta pintura de Willem de Kooning por US$300 millones.

Griffin amasó su fortuna como fundador y director ejecutivo de la firma de inversiones Citadel, que comenzó en 1990, cuando tenía solo 22 años. Citadel actualmente administra más de US$ 30 mil millones de sus clientes y socios, y Griffin supervisa toda la operación.

Su aporte filantrópico

Además de sus reconocimientos profesionales, Griffin también es un destacado filántropo, con más de US$ 700 millones en donaciones a varios museos, hospitales y universidades en Chicago y Nueva York. En 2014, hizo una donación de US$ 150 millones para el programa de becas en función de la necesidad en la Universidad de Harvard, que fue el mayor regalo recibido por la prestigiosa universidad.

Kenneth C. Griffin
Kenneth C. Griffin.

Según Citadel, Griffin también contribuye con su tiempo a numerosas instituciones de Illinois. Actualmente, se desempeña como miembro de la junta del Fondo de Educación Pública de Chicago, el Art Institute of Chicago, el Museum of Contemporary Art de Chicago, el Whitney Museum of American Art, y la University of Chicago.

Aunque los detalles sobre los diseños de sus casas de lujo se mantienen en secreto, es innegablemente impresionante cómo Griffin ha convertido su fortuna en una cartera de bienes raíces de ultra lujo. Sin duda, seguiremos sus compras futuras para ver si agrega más propiedades a su increíble selección.

Artículos relacionados

Castillos que todo fan de Juego de Tronos quiere comprar

The Umbrella House: arquitectura sostenible desde 1953

Casas de cristal: cuando la vivienda se fusiona con el entorno


© azureazure.com | 2019