Arquitectura contemporánea


Kingdom Tower quiere convertirse en el edificio más alto del mundo

Patricia Abaroa


El majestuoso rascacielos de 1.000 metros de altura que se levanta en Yeda, Arabia Saudí, representa la fuerza y la visión creativa del pueblo saudí, así como el poder y la riqueza de su reino, dicen sus creadores.


 

Kingdom Tower (o la Torre del Reino), que aspira a ser el edificio más alto del mundo y cuya finalización está prevista para el 2018, se levanta en Yeda, Arabia Saudí, en el corazón de Kingdom City, el megaproyecto urbano fundado y dirigido por el príncipe saudí Al-Waleed bin Talal. El inmenso rascacielos será la pieza central de una urbanización de más de 5 kilómetros cuadrados (1,9 millas cuadradas) de terreno, a orillas del Mar Rojo, concebida para atraer negocios y turismo y mostrar el poder y la riqueza del reino saudí. Lea aquí más sobre arquitectura y diseño.

Kingdom Tower

La Kingdom Tower, de 1.000 metros de altura (3.280 pies), tendrá 171 pisos —cuatro de ellos subterráneos— que albergarán un hotel Four Seasons, apartamentos y condominios de lujo, oficinas y la plataforma de observación más alta del mundo. Con un diseño sofisticado y audaz, el rascacielos pretende ser un símbolo de la importancia histórica de Yeda como puerta de entrada al emirato de La Meca.

Adrian Smith + Gordon Gill Architecture, la firma responsable del diseño, se esforzó por integrar tecnología de vanguardia con un diseño orgánico. “Kingdom Tower representa el nuevo espíritu de Arabia Saudí”, dice su diseñador, el arquitecto Adrian Smith, quien también es el artífice de Burj Khalifa en Dubái. “Esta torre simboliza el Reino [saudí] como un importante líder cultural y empresarial a nivel mundial, y demuestra la fuerza y la visión creativa de su gente”.

Kingdom Tower
(I) Gordon Gill; (D) Adrian Smith.

Visualmente, el majestuoso edificio preconiza el futuro de la ciudad de Yeda, la segunda más grande de Arabia Saudí. Su diseño evoca hojas brotando desde el suelo y su orientación impedirá que la luz solar directa llegue a cualquiera de sus fachadas. Muescas estratégicas crearán espacios de sombra en las terrazas al aire libre, protegiéndolas del sol y ofreciendo vistas majestuosas de Yeda y el Mar Rojo.

Elegante y estilizado, el edificio podría parecer sencillo, pero su creación no es una empresa fácil. El diseño en forma de Y que forma la base logra una separación entre las tres alas del edificio, lo cual permite vistas panorámicas sin comprometer la privacidad, en especial en las unidades residenciales. Además, proporcionará las formas aerodinámicas que amainarán los golpes de viento. Asimismo, cada cierto número de pisos, la forma del edificio cambia permitiendo que el viento circule a su alrededor. La torre contará también con un sistema de muro exterior de alto rendimiento que reducirá el consumo de energía minimizando las pérdidas de calor.

Se necesitarán aproximadamente 80.000 toneladas de acero para levantar esta emblemática torre de una altura sin precedentes. Doce escaleras mecánicas, 54 ascensores de un piso y cinco de dos pisos, proporcionarán un excelente servicio a los residentes y visitantes. Moviéndose a más de 10 metros por segundo, estos ascensores serán los más rápidos del mundo.

 


© azureazure.com | 2019