Arquitectura de vanguardia


Hotel Icon de Hong Kong: finalista del premio Ulises a la excelencia, otorgado por la ONU

Federico Tibytt


El Icon de Hong Kong destaca por su estricta política de sustentabilidad y sus prácticas ecológicas, que no sólo son encarnadas por el personal, sino que son fomentadas entre los huéspedes.


Cada año, la Organización de Naciones Unidas (ONU) otorga los premios Ulises a los mejores proyectos turísticos del mundo que se destacan por ser sustentables y demostrar excelencia. El único hotel entre los finalistas en esa categoría durante el último año es el bellísimo Icon de Hong Kong, que resulta ser no sólo un buen proyecto, sino también un buen negocio para sus propietarios.Icon Hotel Hong KongEl magnífico edificio, ubicado en pleno distrito Kowloon, fue inaugurado en el 2011 y es único en su tipo. Pertenece a la Universidad Politécnica de Hong Kong y su principal función, a la par del maravilloso servicio que ofrece a sus huéspedes, es la formación de profesionales de hotelería. “En nuestro pequeño universo, los profesores, estudiantes y profesionales de la hospitalidad se unen bajo un solo objetivo: convertir la estancia del huésped en una experiencia absolutamente memorable y placentera”, señala Richard Hatter, gerente general del hotel Icon de Hong Kong.El hotel fue ideado como un espacio que represente la fuerte herencia cultural china combinada con las comodidades y el estilo internacional necesario que un hotel de lujo exige en la actualidad. Es por eso que para su diseño se convocó a un equipo multicultural de arquitectos, decoradores de interiores, paisajistas y artistas.Icon Hotel Hong Kong

El edificio es obra del reconocido arquitecto Rocco Yim, artífice del Museo de Guangzou, ícono de la arquitectura en Hong Kong. Los interiores han estado a cargo de decoradores locales tan reconocidos como Sir Terence Conran, a quien se debe el diseño del restaurante Above & Beyond, situado en el piso 28 del hotel, con espléndidas vistas panorámicas de la ciudad; y el doctor Patrick Blanc, quien fue el encargado del famoso jardín vertical del vestíbulo, actualmente uno de los más grandes en Asia, con más de 8.600 plantas de 71 especies diferentes. Por su parte, los diseñadores William Lim y Vivienne Tam se encargaron del exclusivo mobiliario, y Barney Cheng fue quien diseñó los uniformes del personal del hotel. Todo este trabajo ha sido realizado bajo la supervisión del experto Freeman Lau.

Este grupo interdisciplinario representa al mejor talento local combinado con la impronta internacional necesaria. El resultado ha sido un balance perfecto entre el estilo refinado y la hospitalidad tradicional china, entre el diseño elegante y la informalidad, entre la adaptabilidad y la identidad apasionada en su imagen.

El hotel Icon cuenta con 262 habitaciones. Las más sencillas, las Icon Rooms, tienen hasta 38 metros cuadrados con espectaculares vistas de la ciudad y la bahía. Las denominadas Above & Beyond honran su nombre, pues van “mucho más allá”: son majestuosas suites de 65 hasta 80 metros cuadrados con acceso al sector exclusivo del hotel que tienen su restaurante y su centro de relajación ubicados en el nivel más alto del edificio.

Icon Hotel Hong Kong

La joya de la corona es su suite principal, creada íntegramente por la famosa diseñadora Vivienne Tam. En el diseño de este espectacular apartamento, situado en el piso 27 del hotel con unas impresionantes vistas del horizonte de Hong Kong, destacan los colores con tonos muy vivos y una enigmática unión entre Oriente y Occidente en la que se han tenido en cuenta los principios del feng shui. La mezcla del lujo con el minimalismo también es sorprendente. La pieza central de la sala de estar es un sofá curvilíneo de color rojo intenso —una pieza exclusiva de los hermanos Bouroullec— que se combina con una mesa de madera de cerezo japonés. El dormitorio, por su parte, está marcado por el estilo art déco de Shanghái, con una sensual cama púrpura y lámparas de mesa decorativas que contrastan sobre una alfombra de terciopelo rojo. Para darle un toque mucho más personal, Tam ha incluido un retrato muy especial que realizó con piezas de cristal de Swarovski y para el cual se inspiró en la ópera china Kun.

Como no podía ser de otra manera, el hotel cuenta con múltiples servicios como spa de última generación, área de gimnasio y bienestar corporal, piscina descubierta en el último nivel del edificio, bar y restaurantes con la mejor comida asiática y platos de la cocina internacional.

Icon Hotel Hong Kong

Pero un aspecto que distingue al hotel Icon de Hong Kong es su estricta política de sustentabilidad y sus prácticas ecológicas, que no sólo son encarnadas por el personal, sino que son fomentadas entre los huéspedes. Por ejemplo, el hotel cuenta con un plan de ahorro de energía de hasta el 28 por ciento respecto a un establecimiento convencional, con el cual también reducen las emisiones de dióxido de carbono, gracias a sistemas de acondicionamiento de la temperatura a partir de agua en vez de aire. Además, los arquitectos han sabido aprovechar al máximo la ventilación y la luz natural, y la iluminación artificial se realiza a partir de luces de LED de alta eficiencia, controladas por un sistema inteligente que las desactiva cuando no son necesarias. El Icon también realiza un estricto reciclado de residuos y cuenta con un plan de responsabilidad social que lo compromete a donar los excesos de comida en buen estado a la asociación de ayuda social Food Angels.

Esta es la enorme lista de particularidades, innovaciones y servicios de excelencia que ha cautivado a los jurados del premio Ulises de la ONU.  ■


© azureazure.com | 2019