Bienes raíces


Dónde y cómo comprar su propia isla privada

Federico Tibytt


El sueño de tu propia isla está más cerca que nunca.


Celebridades del mundo del espectáculo, deportistas de élite e importantes empresarios y magnates pasan sus vacaciones en sus propias islas privadas. En el pasado, la posibilidad de acceder a este tipo de propiedades parecía algo muy complicado, pero desde hace varias décadas es mucho más sencillo, de hecho, existen agentes inmobiliarios especializados que facilitan la búsqueda y hacen posible tan exclusiva adquisición.

Islas privadas
El poseer una isla es, posiblemente, una de las mayores satisfacciones de la jet-set internacional. ¿Te animas a comprarte una?

“En la mayoría de los casos, se trata de porciones de tierra que tienen el agua como frontera natural. Estas islas otorgan a sus habitantes una sensación de libertad imposible de lograr en cualquier propiedad confinada al continente”, explica Farhad Vladi, un agentes inmobiliario alemán con más de 30 años de experiencia en el negocio y que ha vendido más de 2.600 islas privadas. “Sin embargo, es el continente el que le aporta a la isla su carácter especial. El lujo de una isla privada consiste en la posibilidad de escapar hacia la soledad y poder regresar de ella cuando uno quiera. Es por eso que hasta la isla más pequeña, con la cabaña de madera más simple, es de un inmenso valor para su propietario”.

Esta cualidad única ha llevado a muchas personas en el mundo a adquirir su propia isla, y en la actualidad el mercado se ha sofisticado lo suficiente como para que existan múltiples opciones que se acomodan a los más variados gustos y necesidades. Casi siempre son suntuosas y paradisíacas propiedades con playas de arenas blancas y aguas celestes. Pero, en realidad, existen islas a la venta en todo el planeta, repartidas principalmente en Centroamérica, Norteamérica, el Pacífico Sur y Europa, a veces rodeadas de mar, otras por idílicos lagos.

Islas privadas
Una de estas paradisiacas islas puede ser tuya. ¿Quieres saber el precio?

De acuerdo con el sitio canadiense privateislandsonline.com, el proceso de compra —o alquiler— de una isla privada debe ser cuidadosamente estudiado en cada caso, teniendo en cuenta los gustos, necesidades e intereses de quien la solicita. Los principales parámetros de búsqueda deberían ser la distancia y la accesibilidad de la isla, sus condiciones climáticas a lo largo de todo el año, las seguridades jurídicas y culturales que ofrece el país residente, las limitaciones constructivas que las regulaciones ambientales determinen y el uso que se hará de la propiedad.

Para Chris Krolow, director ejecutivo de la firma canadiense, existen diferentes tipos de compradores: aquéllos que buscan satisfacer sus gustos personales y construir la casa de sus sueños, y quienes apuestan por las islas privadas como inversiones turísticas en busca de un nuevo estilo de vida. Ambos parámetros de búsqueda varían ampliamente entre sí y el asesoramiento de los expertos es fundamental para encontrar la mejor opción.

Hoy en día existen firmas inmobiliarias internacionales que ofrecen islas dentro de su cartera de productos a la venta. Pero también han surgido en el mercado empresas especializadas en la venta o el alquiler de estas propiedades. Es el caso de la ya mencionada web canadiense o de la empresa alemana Vladi Private Islands, que actualmente tiene una cartera con más de 300 islas a la venta en todo el mundo.

El placer de contar con una isla privada ofrece una mística difícil de comparar con otras inversiones inmobiliarias, pues aporta un sentimiento de pertenencia y exclusividad único e irrepetible. Sólo es cuestión de saber reconocer cuál es la isla con la que soñamos.  ■


© azureazure.com | 2019