Casas extraordinarias


Cliff House: Vivir Al Borde Del Precipicio

Mary Elizabeth Collins


Gracias a las últimas tecnologías de diseño y prefabricación modular creadas por la firma Modscape, es posible vivir en una casa de estilo futurista que cuelga, literalmente, de la pared de un acantilado.


Modscape es una empresa australiana con sede en Brooklyn, Victoria, integrada por un grupo multidisciplinar de profesionales expertos en diseño, innovación y sostenibilidad. Su especialidad es la construcción de edificios modulares de vanguardia fabricados con sólidas estructuras de armazones de acero y paneles aislantes que proporcionan una habitabilidad perfecta.

Cliff House

Uno de sus proyectos más sobresalientes es Cliff House, una vivienda modular especialmente ideada para aquellas personas poseedoras de un terreno junto al mar que buscan una interrelación directa con la naturaleza. Cliff House es una casa de cinco plantas que se aferra al extremo superior de un acantilado mediante seguros pasadores y pernos. Una estructura prefabricada, de estilo futurista, que se ancla de forma muy segura a las paredes de roca cercanas al mar. Lea aquí más artículos sobre arquitectura, diseño de casas y decoración.

Este proyecto nace como respuesta a todos esos clientes amantes de la naturaleza que desean explorar opciones de diseño vanguardistas para parcelas extremas, como las que se hallan en los terrenos costeros de Australia. Inspirada en los percebes y mejillones que se sujetan férreamente a los cascos de los barcos y las rocas cercanas a la costa, Modscape ha creado una casa modular que “cuelga” de la pared de un acantilado, en lugar de asentarse en sus cimientos. De esta forma, la construcción se visualiza como una extensión natural de la pared del acantilado y no como una adición al paisaje, creando una conexión absoluta con el entorno y el océano.

Cliff House

Un inmueble convencional en un lugar tan extraordinario sería imposible o, cuanto menos, sumamente costoso; pero gracias a las últimas tecnologías de diseño y prefabricación modular creadas por Modscape —que utilizan pasadores de acero de ingeniería— permiten hacer realidad lo que hace unos años sería impensable.

La entrada a Cliff House se realiza a través de una cochera situada en la planta superior. Allí un ascensor lleva al usuario a través de cada uno de los espacios descendentes. Internamente, los espacios habitables cuentan con muebles minimalistas para asegurar que los puntos de vista trascendentes del océano y la experiencia espacial única de la ubicación sigan siendo los ejes centrales del diseño. Por ello, cada planta cuenta con un exterior fabricado predominantemente de un grueso cristal irrompible para que los habitantes puedan disfrutar de las impresionantes vistas panorámicas de un mar casi siempre embravecido.

Por otra parte, aunque las distintas plantas de la edificación van haciéndose gradualmente más pequeñas, Cliff House permite que en la parte superior se puedan guardar dos coches de tamaño mediano y según se va descendiendo, nos encontramos con una sala de estar, cocina con comedor, tres dormitorios, baño, e incluso un spa.

¿Se imaginan la sensación de tomar un cálido baño de espuma mientras se escucha y observa una tempestad en el mar? Cliff House ofrece esa experiencia única.


© azureazure.com | 2019