Bolander Absoluto


El diseñador sueco Lars Bolander abre las puertas de Bamboo Hills, su casa de Palm Beach, Florida

Laz More


Lars Bolander and Nadine Kalachnikoff nos invitan a un paseo exclusivo por el interior de su casa en Palm Beach. No se pierda esta oportunidad única de ver de cerca esta obra maestra de diseño escandinavo de la mano de su propio creador.


Lars Bolander es uno de los principales diseñadores de interiores en Estados Unidos, y es famoso porque sabe conjugar la sensible elegancia escandinava con acentos de otras geografías creando un mágico eclecticismo en sus diseños, profundamente hermosos. Acompáñenos a una visita exclusiva a su residencia de Palm Beach, Florida, donde el prestigioso diseñador de interiores sueco dejó volar su imaginación y compartió todo su estilo y gusto exquisito.

Bamboo Hill Palm Beach Lars Bolander

Lars nació en Kalmar, Suecia, y se crió en la cercana Nybro, en el sureste del país. Estudió en la Escuela de Arte de Estocolmo y realizó su internado con el conocido diseñador sueco Carl Malmsten (aclamado creador del diseño escandinavo) y también con el británico Gaby Schreiber. Después, dedicó unos años a diseñar las propiedades del famoso fotógrafo e industrial alemán Gunter Sachs, quien estuvo casado con la actriz Brigitte Bardot, antes de abrir su propia tienda de antigüedades en East Hampton, NY. Además, tiene tiendas de diseño en la zona de anticuarios de Palm Beach. Lars es impulsivo y atrevido, hasta el punto de haber comprado una casa de campo sueca en Internet y un Chateaux francés por el solo capricho de decorarlo y venderlo después. Siempre ocupado con nuevos proyectos, su vida se desarrolla en un estado permanente de aventura.

Su combinación de estilos se ha visto influenciada por sus viajes alrededor del mundo. Bolander profesa un amor por la sencillez y un gusto por lo teatral que lo ha convertido en foco de atención de medios especializados y de una exigente clientela. Arraigado en sus raíces anglo-escandinavas, este espíritu ha impregnado las casas que ha diseñado para sí mismo o para sus clientes con ese tipo de sofisticación nórdica que habla con fuerza, pero en voz baja: tranquila y suavemente. Adorado por sus clientes, que se han convertido en sus amigos, Lars ha diseñado todo tipo de interiores: una cabaña sueca en la cima de una montaña, una villa en el Mediterráneo, casas en las islas Caribe, yates, mansiones y apartamentos en EE.UU. y Europa.

El y su esposa, Nadine Kalachnikoff (también su socia y quien se convirtió en los últimos años en una respetada artista plástica conocida por sus preciosos y modernistas cuadros de mariposas disecadas) son auténticos trotamundos. La pareja ha vivido en Londres, París, Nueva York, Washington, East Hampton y Palm Beach. También tienen una casa en Öland, una isla en la parte continental de Suecia en la que se encuentra el palacio de verano de la familia real.

Bamboo Hill Palm Beach Lars Bolander

Mientras conducían por un camino de tierra en West Palm Beach, Lars y Nadine encontraron el último tramo de una tierra subdesarrollada junto a un canal. Estaban a la venta lotes de medio acre con tres diseños posibles para elegir. La pareja reconoció de inmediato el valor de aquel lugar y negociaron la compra de dos lotes en los que Lars ha levantado su propio hogar. Apartándose del estilo de inspiración mediterránea Addison Mizner, típico de Palm Beach, Bolander decidió construir una casa de ensueño al estilo de una plantación a la que dio el nombre de Cerro de Bambú (Bamboo Hill). El diseñador se inspiró en los pálidos colores del interior de las tranquilas casas de campo en Suecia, estilo Gustaviano, y en las amplias estancias abiertas de las plantaciones que vio durante una visita a Sudáfrica.

Bolander tiene la capacidad de crear espacios ideales, ya sea en la costa tropical de Palm Beach o en los marcados paisajes invernales de Escandinavia, con interiores perfectamente calculados para resultar dramáticos y adecuados al mismo tiempo. Bamboo Hill exuda una suave luminosidad de interiores sofisticados, que se reflejan en los tranquilos jardines y en los espacios al aire libre.

La entrada, flanqueada por dos grandes esculturas de perros de piedra procedentes de España, se inspira en el estilo holandés de Sudáfrica. Las pesadas puertas de la entrada, de madera de Brasil, llevan a la sala acristalada de tonos azules y grises. Al final del pasillo, una pintura ecuestre del Tíbet del S.XVII, recibe a los visitantes, mientras que un ciervo tallado en madera preside la estancia de estilo italiano.

Bamboo Hill Palm Beach Lars Bolander

La gran sala contigua tiene techos elevadísimos que dan cabida a grandes obras de arte y esculturas. Las amplias entreplantas están en toda la casa, en las alas laterales y en el dormitorio principal, que incorpora unas lindas puertas francesas que se abren a una terraza cubierta con vistas a la piscina, los vestuarios y la oficina de Nadine. En el extremo opuesto se encuentra la biblioteca / despacho y otro dormitorio que también da a la zona de la piscina. La otra gran sala de la casa está pintada de un blanco pálido grisáceo que hace resaltar la mezcla ecléctica de antigüedades del siglo XIX que se exhiben allí, junto a preciosos muebles pintados, arte contemporáneo y esculturas, piezas decorativas de sus viajes al Lejano Oriente y África, muebles tapizados, fotografías familiares – una valiosa colección de imágenes de la pareja con familiares y personalidades como Dalí, Don Juan Carlos de Borbón, Andy Warhol, Brigitte Bardot, la reina Isabel de Inglaterra y tantas otras personalidades amigas de ambos— y libros, muchos libros que convierten el lugar en la pieza central de esta impresionante vivienda. Las obras maestras expuestas en las paredes desvían la vista hacia arriba, creando una mayor sensación de amplitud.

El peculiar estilo que surge de la combinación audaz de temas clásicos, toques étnicos y la paleta de colores escandinava, se extiende a la suite principal, donde encontramos tonos de caña en las ventanas, un sofá de estilo Gustaviano a los pies de la cama, cortinas de seda y puertas afrancesadas. ¡Genio absoluto! La cocina es quizás el lugar más importante en esta casa donde a todo el mundo le encanta cocinar. Uno de los hijos de la pareja es chef en Nueva York y Nadine tuvo un negocio de catering. Para Lars, los comedores no tienen ninguna utilidad en la vida contemporánea, por lo que diseñó una amplia cocina inundada por el sol. Las blancas sillas de director y los gabinetes de madera blanca contrastan con los oscuros suelos y con la mesa de comedor de madera europea. Las amplias ventanas permiten que entre a raudales la abundante luz natural, un sueño hecho realidad para un alma nórdica.

El clima de Florida resulta ideal para estar al aire libre todo el año. Al caer la tarde, la piscina larga y estrecha, separada de la casa por una hilera de terrazas en cascada es el entorno ideal para terminar el día y sentir la paz de esta especie de plantación insertada en el Trópico. La terraza está pintada de verde manzana con un sofá de Bali que armoniza a la perfección con el ambiente tropical y equilibra la paleta escandinava del interior. En el frondoso jardín, la pareja ha construido dos casitas para sus hijos y sus familias. Ahora que los dos chicos han crecido y se han casado, Nadine ha ocupado una de ellas como estudio para sus obras de arte. También está la casa de la piscina, de inspiración india. En los jardines Lars prefiere ver crecer plantas silvestres en señal de respeto al medio ambiente. Por eso ha escogido plantas tropicales que dibujan el paisaje creado por Mario Nievera como un complemento perfecto para el sofisticado interior.  ■


© azureazure.com | 2019