automotriz británica


Noble Speedster 600, un híper-auto sólo para conductores expertos

Federico Tibytt


Gracias a su descomunal velocidad, la pequeña fábrica británica compite con modelos de Ferrari, Lamborghini, Bugatti, McLaren o Porsche.


Noble es una pequeña automotriz británica que desde su comienzo llamó la atención del mercado por fabricar deportivos de tracción trasera, con mínima intervención electrónica, que logran velocidades sorprendentes. El objetivo de su fundador, Lee Noble, fue ofrecerles a sus clientes vehículos que exigieran al máximo sus capacidades conductivas a partir de máquinas de pura potencia mecánica. En el último Salón del Automóvil de Birmingham, en el Reino Unido, la marca presentó su último modelo: el Speedster 600, que no es más que la versión descapotable del emblemático M600.

El Noble M600 fue presentado originalmente en el año 2009, y en poco tiempo logró gran repercusión mediática al ofrecer un súper auto de diseño simple y minimalista, tanto en su exterior como en su interior, que superaba ampliamente a sus competidores en desempeño dinámico. Con un motor de 4.400 centímetro cúbicos, V8 biturbo de unos descomunales 650 caballos de potencia (que había desarrollado Yamaha para Volvo), el M600 acelera de 0 a 100 km/h (0 a 60 m/h) en tan sólo 3 segundos, pero lo más sorprendente es su impresionante velocidad a partir de la cuarta marcha, que lo empuja a espeluznante tope de entre 345 y 360 km/h (215 – 225 m/h).


Esta increíble capacidad de aceleración se ofrece en su versión más pura, ya que el vehículo no cuenta con frenos ABS ni tampoco con controles de estabilidad, tracción integral, alerones activos de estabilidad ni transmisión automática. Por lo tanto, la administración de su gigantesco poder depende exclusivamente de las capacidades del conductor. Su única medida de seguridad es un simple control de tracción, el cual puede ser desconectado desde de un botón protegido, del mismo diseño de los botones utilizados en los bombarderos ingleses, lo cual demuestra lo peligroso que resulta conducir esta bestia sin una mínima asistencia electrónica.

Esta simpleza mecánica y su minimalismo electrónico transforman al Noble M600 en una de los autos más veloces de la industria y en uno de los vehículos con mayor capacidad de aceleración entre los súper autos deportivos.

La nueva versión

En su versión Speedster 600, la mayor diferencia se encuentra en la adaptación de un techo removible que lo transforma en un atractivo descapotable, y en que en vez de contar con la tradicional caja de 6 marchas Graziano (marca que suele equipar a los Noble), en este caso la versión roadster contará con una caja de marchas secuenciales ejecutable a partir de levas al volante.

No han trascendido aún precios de mercado para esta nueva versión descapotable, pero teniendo en cuenta los US$ 330.000 con el que se comercializa el M600, es muy probable que éste sea el rango de precio que se maneje para el roadster.

De esta manera, el Speedster 600 compite con modelos de automotrices clásicas como Ferrari, Lamborghini, Bugatti, McLaren o Porsche, por ser un automóvil más simple, menos lujoso, menos extravagante y menos tecnológico pero con el único atributo de ser descomunalmente rápido. Los súper autos de Noble son ejemplares que ofrecen la experiencia de manejo más pura que se pueda encontrar en el mercado, pero solamente a aquellos pilotos expertos que confíen a pleno en sus capacidades. En manos de conductores sin experiencia, esta bestia puede ser muy peligrosa, lo cual la transforma en un lujo que realmente puede ser disfrutado al máximo por tan sólo unos pocos privilegiados.


© azureazure.com | 2019