Motocicleta BMW


BMW R 1200, sensación de continuidad en el camino

Ana B. Remos


La BMW 1200 GS es una excusa perfecta para experimentar toda la magia de una motocicleta con confort y estilo.


 

Para muchos, las motos pueden ser un deporte, un pasatiempo e incluso una forma de vida. Si usted es uno de esos a los que les gusta montar en moto a la puesta de sol, la BMW 1200 GS es una excusa perfecta para experimentar toda la magia de una motocicleta con comfort y estilo. Este modelo conjuga la facilidad del manejo con la comodidad para el conductor y el pasajero. Por eso se ha convertido en el ícono para los aficionados al motociclismo.

La R1200 GS es única debido a las adaptaciones que ofrece: se puede ajustar el asiento y la altura del parabrisas y del manillar. Las características adicionales disponibles en este modelo incluyen de todo: desde ABS a ruedas de radios cruzados. Y no olvidemos la elegancia del diseño. La R 1200 GS está disponible en rojo magma, gris ostra metalizado, blanco alpino y triple negro. En el modelo triple negro, la carrocería viene en zafiro negro metalizado; el motor, las ruedas y el asiento, en negro liso, y la parte trasera se diferencia muy poco ya que es de un color gris asfalto metalizado.

La comodidad de los pasajeros se logra mediante una serie de ajustes sincronizados. La parte delantera de la moto puede tomar cualquier bache gracias a una precarga de muelle – adaptado mecánicamente mediante cinco ajustes – y al sistema de amortiguación de compresión de la parte trasera, fijado para adaptarse al terreno y la carga. Todas estas opciones están disponibles con sólo pulsar un botón. Sin embargo, esta mejora es parte del paquete Premium, que tiene un precio de $17,735. El precio base es de $14,990.

Definitivamente, los tiempos de Peter Fonda, Dennis Hopper y Jack Nicholson en moto por el desierto en el film Easy Rider han quedado atrás. La BMW R 1200 GS es un buen recordatorio de esta evolución.

 


© azureazure.com | 2019