CUANDO La inspiración Y LA INGENIERIA SE FUNDEN


Bmw Art Cars: El arte de diseñar autos

Joe Hurley


El BMW 3.0 CSL Hommage evoca la naturaleza del legendario BMW 3.0 CSL que inspiró toda una escuela de diseño: los BMW Art Cars, símbolos de la imagen más exclusiva y emocional de la marca alemana.


 

Surgió a partir de un diseño especial dentro de un contexto muy particular, pero hoy, cuatro décadas después de aquel primer BMW 3.0 CSL, el pedigree de los
BMW Art Cars se ostenta en una de las series más exclusivas y emocionantes de la marca alemana. Lea aquí más sobre autos de lujo.

BMW Art Cars
BMW 3.0 CSL Hommage.

Corría el año 1975 cuando el célebre piloto de carreras y gran entusiasta del arte Hervé Poulain pidió a su amigo, el artista Alexander Calder, que proyectara su ingenio sobre un automóvil de competición. El elegido fue un BMW 3.0 CSL, el coche que cosecharía fama al alzarse en repetidas ocasiones con el título del recién nacido European Touring Car Championship (Campeonato Europeo de Automóviles de Turismo), y que dejó huella desde su debut en 1975 las 24 Horas de Le Mans.

La clave residía en la letra “L” de “ligereza”, una cualidad determinante en su éxito deportivo. Numerosos elementos de aquel modelo fueron modificados para rebajar hasta 200 kilogramos (441 libras) el peso total del vehículo, con lo que se mejoraban las prestaciones y la respuesta de los 200 caballos que entregaba su motor de 3,2 litros y seis cilindros.

BMW Art Cars
BMW Art Cars

Sin ser conscientes de ello, Calder y el entonces director de BMW Motorsport, Jochen Neerpasch, habían sentado las bases de una escuela de diseño única en BMW, por la que más tarde pasarían otros artistas plásticos de fama mundial como David Hockney, Frank Stella, Roy Lichtenstein, Jeff Koons o el mismísimo Andy Warhol. Cada uno de ellos imprimió su aclamada visión artística sobre un modelo de competición de BMW, proyectando así una imagen de la marca que aún hoy fascina a entusiastas del diseño de automóviles en todo el mundo.

En total, 17 automóviles han sido convertidos en “esculturas rodantes”, como califican a los BMW Art Cars desde el nacimiento de aquel 3.0 CLS en 1975. La mayoría de estos autos se exhibe en el museo de la compañía en Múnich. Hoy, cuarenta años después, BMW ha querido celebrar la efeméride con un programa conmemorativo que comprende exhibiciones de algunos de los BMW Art Cars en diferentes partes del mundo.

BMW Art Cars
1. Alexander Carlder, Art Car, 1975. BMW 3.0 CSL
2. Roy Lichtentein, Art Car, 1977. BMW 320i
5. Robert Rauschenberg, Art Car, 1986. BMW 635 CSi. BMW M3
4. Ken Done, Art Car, 1989. BMW M3
5. Esther Mahlangu, Art Car, 1991. BMW 525i
6. David Hockney, Art Car, 1995. BMW 850 CSi

Sin duda, el acto de celebración central de este 40º aniversario ha sido la presentación, con suspense incluido, del nuevo BMW 3.0 CSL Hommage, en la más reciente edición del prestigioso Concurso de Elegancia Villa D’Este, que se celebra en Cernobbio, Italia. Se trata de un prototipo que pretende evocar la naturaleza de aquel 3.0 CSL original que dio pie a toda una escuela de diseño y al que se le ha aplicado, además, la más avanzada tecnología de la firma.

De este concepto, fabricado con fibra de carbono, destaca -como no podría ser de otra forma- su ligereza. Sin embargo, todavía no se sabe mucho más sobre él, así que habrá que esperar a que BMW desvele sus planes para saber si se trata de un nuevo coche de competición, de un futuro deportivo de calle o, simplemente, de un mero homenaje.

 


© azureazure.com | 2019