Potencia máxima de 540 CV


El Audi R8 se renueva con un diseño más agresivo y motores más potentes

Federico Tibytt


Con una estética similar a los Audi de competición, este modelo incluye una versión híbrida con hasta 456 caballos de fuerza.


 

Este super deportivo inspirado en los Audi que compiten en las 24 Horas de Le Mans, causó furor desde su presentación en 2008 por su alto rendimiento, sin perder el estilo y el lujo característico de la marca alemana. La nueva versión R8 con diseños, tecnologías y motorizaciones totalmente nuevas, se presentó hace algunos meses en el Motor Show Internacional de Ginebra.

Audi R8

El R8 demuestra líneas que contrastan con las versiones anteriores. A simple vista, el frente del vehículo anuncia un cambio de carácter. Se juntan cuatro líneas angulares agresivas y las tomas de aire las prolongan hacia el piso. La parrilla central luce imponente, con la forma de un hexágono irregular.

Los paneles laterales de las puertas ofrecen líneas rectas musculares, al igual que las ópticas y difusores de aire traseros. Este carácter más recio se ve acompañado por el empleo de materiales livianos como la fibra de carbono, el aluminio y el plástico reforzado, lo cual permitió bajar sensiblemente el peso del vehículo en busca de mejorar la eficiencia de consumo y los registros de rendimiento.

Los cambios de diseño no se limitan al exterior del nuevo R8, sino que en el interior se aprecia un habitáculo totalmente renovado en donde se destaca el nuevo volante polifuncional con una estética similar a la de los vehículos de competición. También ofrece los comandos de los sistemas multimedia, con climatización y configuración del vehículo al alcance de los dedos.

Audi R8
Audi R8

Otro cambio evidente es la sustitución de la pantalla del panel central por una pantalla única de grandes dimensiones en el lugar del instrumental. En ella el conductor puede visualizar no sólo el velocímetro y el resto de los indicadores habituales, sino también las opciones de configuración y multimedia que desee.
La palanca de la transmisión, de 7 velocidades y doble embriague, se presenta voluminosa e imponente. Los materiales que dominan las texturas interiores son el cuero con costuras a la vista, la fibra de carbono y el aluminio, configurando un ambiente elegante, deportivo y con mucha personalidad.

El sistema que reparte la tracción a las cuatro ruedas es impulsado por dos versiones de un V10 de 5,2 litros de cilindrada. El estándar de 540 caballos de potencia es capaz de acelerar de 0 a 60 millas/hora (100 kilómetros por hora) en 3,9 segundos y alcanzar una velocidad final de 200 m/h (más de 320 km/h), mientras que el V10 Plus tiene un total de 610 caballos y acelera de 0 a 60 m/h en tan solo 3,2 segundos.

Para aquellos que gustan de las versiones ecológicas, el R8 2017 se ofrecerá en edición limitada, con motorización E-tron de 456 caballos de potencia que brinda una aceleración de 0 a 60 m/h en 3,9 segundos y otorga una autonomía sorprendente de 280 millas (450 km) con una conexión de carga de tan sólo dos horas.
Para lograr una versión tan avanzada, Audi ha empleado tecnologías de última generación en todo el vehículo. En Europa estarán disponibles por ejemplo las luces frontales de láser, que ofrecen iluminaciones dinámicas de mayor velocidad que el LED. Trabajando con el sistema de cámaras situadas en la parte delantera del auto, estas luces detectan obstáculos y previenen accidentes.

Sin duda, el R8 2017 es una nueva versión que afianzará el éxito rotundo del modelo, respetando su tradición de tecnología, rendimiento, velocidad y elegancia.

 


© azureazure.com | 2019