Cuerpo y alma


¿Problemas para dormir? ¡El remedio lo tienes en casa!

Danielle Winston


Lavanda, ASMR, tés herbales, meditación y reflexología... ¡Hay muchos remedios para el insomnio! Conozca estos trucos y consejos que nos pueden ayudar a tener un sueño más tranquilo y reparador.


El insomnio y los problemas del sueño son tal vez uno de los males más extendidos del mundo de hoy. Sin embargo, demasiado a menudo dejamos pasar por alto remedios caseros que pueden realmente cambiar de forma efectiva ese problema.  Gwyneth Paltrow, por citar sólo un ejemplo, ofrece en su libro Clean Beauty, su perspectiva de lo que denomina Clean Sleeping (literalmente, ‘dormir limpio’) y brinda consejos para acabar con el insomnio y lograr un sueño, profundo y reparador, como por ejemplo acostarse y despertarse a la misma hora cada día, dejar a un lado la cafeína después de las dos de la tarde, y relajarse con un libro. Como en Clean Eating, capítulo dedicado a la alimentación, Paltrow considera que deberíamos aproximarnos al sueño de una manera consciente.

© Gregory Pappas, Unsplash

 

Desconectar la mente es complicado. El hecho de que apaguemos las luces no significa que detengamos mágicamente las distracciones del día. Nos quedamos acostados, contando ovejas o mirando las grietas del techo, dando vueltas, con la esperanza de encontrar una mejor postura y vencer el insomnio, y esperamos que nuestro cuerpo haga el resto del trabajo. Si estamos de viaje, en un lugar que no nos es familiar, quedarse dormido puede ser todo un reto.

© Zohre Nemati, Unsplash

Comprender la causas de los trastornos de sueño es el primer paso para escoger el mejor remedio. Por lo general, los problemas para quedarse dormido pueden ser físicos o emocionales. Si estamos incómodos por nuestro colchón o almohada, o si no tenemos el soporte suficiente, no nos podemos relajar y así es imposible entregarnos al reino del inconsciente, produciéndose el tan aborrecido insomnio. Si la causa es tan superficial, sencillamente compre un nuevo colchón o almohada, preferiblemente libre de químicos. Evite la espuma de memoria (memory foam) que transmite elementos tóxicos a nuestro cuerpo y al medio ambiente.

Quien dijo “dormir bien es una bendición” tenía toda la razón. La buena noticia es que, si la causa de insomnio es la inquietud mental, hay muchas maneras de llevarse a uno mismo a dormir como un lirón toda la noche.

Estos son algunos consejos y trucos naturales.

 

© Pixabay

 

Lavanda

Eche algunas gotas de este aceite esencial en su almohada o detrás de sus orejas antes de irse a la cama. Estudios médicos han vinculado las propiedades de la lavanda con la relajación y el sueño. Investigadores de la Universidad de Wesleyan en Connecticut estudiaron los efectos de la aromaterapia de lavanda en 31 sujetos entre 18 y 30 años. ¿Los resultados? Encontraron que se dormían mucho más fácilmente,  se despertaban más energéticos y padecían menos insomnio.

 

Meditación

Antes de acostarse a dormir, siéntese, cruce las piernas y cierre los ojos. Dirija su atención a su respiración. Inhale lentamente por su nariz llevando el aire a su estómago y luego exhale suavemente. Permita que sus pensamientos entren y salgan de su mente sin juzgarlos, como si los estuviera viendo en una pantalla. Mantenga este nivel de conciencia por 5 o 10 minutos, quédese lo más quieto que pueda. Si nuestra mente baja su velocidad, podemos entrar en un estado de relajación, dejar atrás la ansiedad y así estar más proclives a quedarnos dormidos y eviatar el insomnio.

 

Meditate
© Pixabay

 

ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma)

Esta nueva sensación de video, llamado así por Jennifer Allen, una profesional en seguridad cibernética, puede parece un poco raro al comienzo. Sin embargo, su propósito es crear una sensación agradable para el espectador, pues al escuchar los suaves sonidos se desencadena un cosquilleo del cerebro como respuesta. Millones de personas utilizan el ASMR para quedarse dormidos y evitar el insomnio.

 

 

 

Deshágase del exceso de luz

Puede sentir que su cuarto está completamente a oscuras, pero hay fragmentos de luz interrumpiendo su capacidad de desconectarse y llegar a los más profundos ciclos de sueño. En la oscuridad nuestra melatonina aumenta naturalmente. La luz, por su lado, estimula las neuronas del cerebro y nos hace permanecer despiertos y es en gran parte causa del insomnio. Pruebe una máscara o almohadilla para los ojos para protegerse de cualquier filrtración de luz.

© Pixabay.

Té de valeriana

Prepare una taza de té de esta hierba que induce al sueño y que tiene efectos sedantes en nuestro cerebro y sistema nervioso. Tenga en cuenta que la valeriana es un poco fuerte y astringente. Endulce su infusión con algo de miel.

 

Haga la cuenta

En lugar de contar ovejas, practique las tablas de multiplicar o sume números y luego divídalos. Comience con lo simple, después progresivamente llévelo a otro nivel con números más largos. Si usted no es bueno en matemáticas, pues con más razón va a funcionar. Si usted se siente frustrado, siga, significa que está funcionando. Mientras se concentra en los números, su mente dejará de irse por las ramas y así su cerebro se cansa hasta que finalmente está dispuesto a darle la bienvenida a Morfeo y despedirse del insomnio.

© Pixabay

Masaje de pies

En reflexología hay puntos de presión justo encima de los dedos de los pies y debajo del talón que sirven para relajar su cuerpo e inducir el sueño.

 

 

Separe 5 o 10 minutos para realizar este ritual restaurador cada noche: después de un baño caliente, aplique una buena cantidad de aceite de almendras o de coco en sus palmas, luego, metódicamente, haga un masaje en los músculos de los pies con movimientos circulares. Después póngase una medias de algodón y duerma a gusto toda la noche. ■


© azureazure.com | 2019